150 años de IWC reunidos en el Manufakturzentrum

Photo: courtesy of IWC

Tan solo 21 meses tomó la construcción del nuevo edificio de fabricación de la manufactura IWC, que celebra su 150 aniversario

La mezcla perfecta entre arquitectura de vanguardia, tradición y tecnología se encuentra erigida en el Manufakturzentrum, el nuevo centro de ensamblado y creación de la manufactura IWC, ubicado en las afueras de la ciudad de Schaffhausen, en Suiza. La inauguración de este centro llega justo a tiempo con la celebración del aniversario 150 de la casa relojera.

Este nuevo centro combina todos los procesos de fabricación de la más alta tecnología en un mismo sitio. Desde la fabricación de cajas, los centros de fresado y torneado de última generación hasta las salas de fabricación de las piezas de movimiento. En palabras de Christoph Graiger-Herr, director ejecutivo de IWC “este edificio no solo ofrece unas condiciones inmejorables para la fabricación de relojes y unas excelentes condiciones de trabajo para los empleados, sino que además materializa el espíritu de la marca IWC y brinda a los visitantes de todo el mundo la oportunidad de conocer de primera mano la elaboración de nuestros movimientos de manufactura y nuestras cajas”.

Photo: courtesy of IWC
Photo: courtesy of IWC

El edificio representa una idea que ha venido fabricándose desde el año 2007, momento en el cual entra a trabajar para la manufactura Andreas Voll, actual director de operaciones, que además reafirma la importancia de contar con cada proceso en una misma planta productora, ya que esto agrega un valor de calidad mayor a las piezas, gracias a la cercanía entre departamentos, lo que permite afinar detalles de una forma más directa y automática.

Podría interesarle  La mujer invernal según Purificación García

De acuerdo a la información proporcionada por la firma, en esta construcción fabricaron alrededor de 1500 piezas, que incluyen elementos para los movimientos automáticos de las familias de calibres 52 y 82, para los movimientos de cuerda manual del calibre 59 y para los movimientos de cronógrafo de la gama de calibres 69. Se crean componentes complejos, como platinas, puentes, masas oscilantes, y también piezas más pequeñas, como palancas, muelles o conectores. Algunas piezas son tan minúsculas que apenas las puede apreciar el ojo humano. Entre las tareas del departamento se encuentra también la fabricación de componentes para complicaciones, por ejemplo los calendarios perpetuos, el calendario anual o el tourbillon.

Photo: courtesy of IWC
Photo: courtesy of IWC
Photo: courtesy of IWC

 iwc.com

 IWC Schaffhausen

 @IWC

 @iwcwatches

Comentarios

Comentarios

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Editorial Assistant

Comunicador Social. Amante de los animales. Obstinado por naturaleza.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON