5 películas extraordinarias y desconocidas

Foto: Pinterest

En medio del boom de estrenos comerciales de 2018 subyacen películas de autor con un tema predilecto: la sociedad estadounidense

La primera mitad del año cinematográfico 2018 llevó a la pantalla grande una colección de pequeñas historias construidas a la medida de una nueva mirada a la corrección política y el análisis sobre lo público, lo privado y lo íntimo. Sin duda opacadas entre los grandes blockbusters en una temporada especialmente prolífica para la decaída taquilla norteamericana, esta nueva variedad de historias parece relacionarse directamente con la mirada actual sobre el bien y el mal relativo, lo ético y la moral como parte de una meditada conclusión cultural sobre lo social.

Desde lo experimental a lo clásico, estas pequeñas maravillas desconocidas se extienden por una gran cantidad de géneros y estilos que brillaron en los primeros seis meses de 2018. La prolífica colección de títulos incluye todo tipo de propuestas, aunque quizás las más llamativas y sólidas sean las siguientes:

Aniquilación de Alex Garland

Basada en el libro homónimo de Jeff VanderMeer, Annihilation es una vuelta de tuerca refrescante al género de Ciencia Ficción con una considerable dosis de cine de suspenso, lo que convierte a la historia en un híbrido desconcertante en el que ambos géneros guardan un precario pero impecable equilibrio. El guión resume la historia original hasta lograr conjugar el aire inquietante de travesía psicológica en una complicada red de versiones sobre la realidad, cuidadosamente elaboradas sobre una metáfora inevitable sobre la desintegración emocional, intelectual e incluso física. Para el recuerdo, la impecable actuación de una Natalie Portman ajena a sus tics habituales, mostrando su rostro más introspectivo y desconocido.

Podría interesarle  Jorge Cabieses: “Latinoamérica genera una mirada interesante”
Foto: vizualniefekty.com

Chappaquiddick de John Curran

Los Kennedy son quizás lo más cercano a una familia real en la historia reciente de Norteamérica, por lo que sus vicisitudes y desgracias parecen mezcladas de una manera muy directa con la curiosidad y el morbo colectivo que despiertan cada uno de sus miembros. La historia del Senador Ted Kennedy - cuya carrera política quedó destrozada luego un trágico accidente de tránsito ocurrido el 18 de julio de 1969, en el que murió su secretaria, Mary Jo Kopechne - es narrada por enésima vez en una película que huye de la espectacularidad y el amarillismo para profundizar sobre el escándalo en clave de docudrama de impecable factura. Con la brillante actuación de Jason Clarke como Kennedy, la película cuestiona el legado de la familia y, sobre todo, la moral del país como parte de una mirada crítica sobre sus peores pecados y secretos.

Foto: The Weekly Standart

Gemini de Aaron Katz

Con su aire visual experimental y extrañamente onírico Gemini analiza la fama y sus implicaciones desde la rara perspectiva del testigo incómodo. La historia narra desde la perspectiva del asistente personal de una estrella de Hollywood - interpretada por una sorprendente Zoë Kravitz - los delirios de la fama, el breve pliegue entre la realidad y lo artificioso, pero, sobre todo, la noción sobre lo moral en una época de inmediatez y confusión sobre los dilemas morales tradicionales. Entre los flashes de la prensa sensacionalista y la introspección de una absurda mirada los excesos, Gemini tiene algo de elegante neo - noir, combinado con una percepción de la realidad ligeramente distorsionada. Como la fama misma.

Foto: Fandor

Take Your Pills de Alison Klayman

En una sociedad en la que los problemas psiquiátricos a menudos parecen relacionados con la soledad y el desarraigo, la farmacopea se convierte en la respuesta inmediata. El documental Take your Pills analiza la controversia entre el uso de estimulantes psicotrópicos como Ritalin, cuyos efectos han sido comparados con el de drogas de diseño e incluso, estimulantes psicotrópicos ilegales. El film se hace la incómoda pregunta de cuál es la línea que divide el uso y prescripción de medicamentos bajo supervisión psiquiátrica y, sobre todo, cuál es la influencia de la farmacopea en su uso y distribución médica. A medida que avanza, el documental se cuestiona la idea más profunda sobre la salud - y su comercialización - pero más allá de eso, la percepción de la medicina como un negocio de enorme rentabilidad que encubre una idea mucho más tenebrosa: el riesgo de la salud mental bajo el auspicio de la experimentación basada en el éxito financiero.

Podría interesarle  ¿Qué comedia se alzará con el Emmy 2018?
Foto: Daily Dot

Love After Love de Russell Harbaugh 

En pocas ocasiones, la soledad moderna, el desarraigo y la tensión emocional se analizan de forma tan cruda como lo hace el psicodrama Love after Love, que no sólo reflexiona sobre los dolores y pequeñas desgracias cotidianas que pesan sobre cualquier familia moderna, sino que además, medita sobre los espacios intermedios y matices de las tensas relaciones entre el sufrimiento emocional y psiquiátrico, yuxtapuesto sobre una versión del amor convertida en pura angustia espiritual. El trío protagonista (Chris O’Dowd, Andie MacDowell, James Adomian) crean una dinámica enfermiza y casi perversa, que en pantalla brilla como una extraña química. El resultado es una película dura, de casi insoportable crudeza y que, aun así, conserva una peculiar delicadeza al momento de analizar la historia que cuenta.

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON