Arceau Petite Lune de Hermès Horloger

Foto: Cortesía Hermès

La maison Hermès Horloger vuelve a enamorar, esta vez con la colección Arceau Petite Lune donde más que medir, secuenciar o controlar, la firma busca crear otro tiempo

La firma francesa Hermès Horloger anunció el lanzamiento de su nuevo Arceau Petite Lune. Dentro de su elegante caja de acero de 38 mm, en su versión pulida o engastada con 70 diamantes, el reloj Arceau Petite Lune esconde varios detalles divertidos y singulares. La esfera blanca brillante salpicada con números en gris perla presenta una traviesa luna que parece haberse escapado de una bufanda de seda de Hermès. Clasicismo teñido de fantasía caprichosa que naturalmente atrae la mirada.

Desde su creación por Henri d’Origny, en 1978, el reloj Arceau ha combinado efectivamente una elegancia discreta con toques distintivos. Sus líneas clásicas, definidas por una caja redonda, asas asimétricas en forma de estribos y una tipografía inclinada que evoca al galope del caballo, se inscriben en un presente atemporal y divertidos.

Foto: Cortesía Hermès

Las formas estilizadas del reloj Arceau Petite Lune se completan con elementos lúdicos. Las cifras arábigas «giratorias», en gris perlado, marcan el ritmo recorriendo una esfera opalescente moteada donde sobrevuelan agujas caladas. Sobre la bella claridad destaca el disco que presenta las fases lunares y está simbolizado por un rostro radiante de la luna, tras de sí un azul profundo. Este cuerpo celeste travieso fue diseñado por el artista franco-alemán, Édouard Baribeaud para la bufanda Hermès «Acte III, Scène I, la Clairière…», y se inspira en la comedia de Shakespeare, El sueño de una noche de verano.

El reloj Arceau Petite Lune, con fantasía y rigor, palpita y es impulsado con un movimiento de Manufactura Hermès H1837 de cuerda automática y un módulo de fases de luna; con función de horas, minutos, fecha a las 6 y fases lunares a las 10.30. La caja redonda de 38 mm, de acero pulido como espejo y fondo de cristal de zafiro, tiene un bisel pulido o adornado con una hilera de diamantes.

Foto: Cortesía Hermès

Finalmente toda la pieza se combina con correas de cocodrilo de hebilla simple, en una paleta de colores resplandecientes que, al igual que la caja y la esfera, han confeccionado los artesanos de Hermès Horloger. Las correas son intercambiables.

Estas joyas que demuestran lo sublime de una auténtica artesanía estarán disponibles desde septiembre de este año.

Foto: Cortesía Hermès

 hermes.com

Podría interesarle  Parmigiani: oro, nácar y diamantes

 Hermès

 @Hermes_Paris

 @hermes

Comentarios

Comentarios

Veruscka Cavallaro Orence

Veruscka Cavallaro Orence

Contributor

Soy escriba, escribidora, escritora, guionistas, libretista, dramaturga. Hablo mucho, con palabras y letras. En fin, amo escribir... y a Silvia, Luna y por su puesto a Aquiles, mis hijos.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON