Barca Nostra, la tragedia hecha arte

Barca Nostra, la tragedia hecha arte
Foto cortesía: Daily Maverick

La Bienal de de Venezia reabre sus puertas y esta vez con una obra que hará reflexionar sobre un tema de actualidad muy latente, la inmigración

La bienal de Venezia ha transformado un escenario de muerte en una obra de arte, para muchos terrible por el hecho de mutar un episodio trágico en el centro de atención. Sin embargo el arte es un llamado a la reflexión y el tema de las oleadas migratorias provenientes del medio oriente son una de ellas.

Barca Nostra es el nombre de la obra principal de esta bienal que cumple 58 años y que en esta oportunidad utiliza el eslogan “Vivir en Tiempos Interesantes”. Esta se mantendrá abierta desde el pasado 11 de mayo hasta el 24 de noviembre de este año.

Detrás de este evento se encuentran Christoph Büchel, así como la Assessorato regionale dei beni culturali e dell’identità siciliana y la coordinación de Maria Chiara Di Trapani.

 

Barca Nostra, la tragedia hecha arte
Foto cortesía: Christoph Büchel

Para cualquiera que desconozca, este barco pesquero oxidado podría ser uno de tantos. Sin embargo, sus colores oxidados se desprende entre los gritos y el horror que se vivió el 18 de abril del 2015 en el canal siciliano, a 96 kilómetros de las costas libanesas, cuando un estimado de 900 personas murieron ahogadas por la voracidad del mar en un naufragio que relata el calvario de un pueblo hostigado por los conflictos bélicos.

Podría interesarle  4 cuartos: una habitación propia

Sólo 28 sobrevivieron y con el tiempo se descubrieron detalles aterradores como que por cada metro cuadrado habían cinco personas. Un hecho atroz, puesto que el barco tenía una capacidad de 15 personas.

Tras más de un año el gobierno italiano logró rescatar el barco sumergido a 370 metros de profundidad. De ahí fue transportada a la Pontile Marina Militare di Melilli (NATO) cerca de Augusta, Sicilia, lugar en el que aparecieron e identificaron múltiples de los cadáveres del accidente.

 

Barca Nostra, la tragedia hecha arte
Foto cortesía: The National

Pasaron cuatro años exactos de traslados, disputas y procedimientos burocráticos para que Barca Nostra llegara a su destino actual. En efecto, las implicaciones políticas generaron crispaciones ante un evento que evidencia la incapacidad de las naciones para controlar y crear un flujo migratorio sin inconvenientes.

Desde el punto de vista de los organizadores es de suma importancia que existan exposiciones de este tipo. En este sentido, tratan de mostrar a la barcaza como un recordatorio de la guerra contra los inmigrantes, de las persecuciones que sufren y de los conflictos que bullen entre las naciones cuando se transforman en países receptores.

Sin embargo hay algo más allá. Barca Nostra es un llamado a conectarse con el padecer de aquellos que deben abandonar sus tierras. Esto incluye no solo a los que viven el yugo de las guerras del medio oriente, sino a los que se encuentran en América, huyendo perennemente en búsqueda de dignidad.

Podría interesarle  4000 mil fotos de una leyenda llamada Annie Leibovitz

Barca Nostra se levanta como una exhibición en donde la muerte se transforma en un velo perpetuo, porque la vergüenza engulló a más de 900 vidas a las que sus derechos les fueron arrebatado. Por ende la Bienal de Venezia destaca su memoria en esta exposición.

labiennale.org

Labiennaledivenezia

@la_Biennale

@labiennale

 

Comentarios

Comentarios

Avatar

Armando Díaz Pantoja

Contributor

Periodista que utiliza las palabras como hechizo para invocar la verdad

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON