Blade Runner 2049: la belleza y el dolor del futuro

Foto: espinof.com

Una obra de ciencia ficción a escala colosal sobre el futuro; un teorema sobre la existencia del hombre y su trascendencia

Cuando Blade Runner (Ridley Scott, 1982) se estrenó, fue un desastre de taquilla. La magnitud de su fracaso llevó a que sus productores lamentaran la inversión y debatieran en público el caos financiero que había supuesto la obra. No obstante, la película también creó toda una nueva visión de la ciencia ficción y logró crear un debate inédito sobre el existencialismo, la filosofía y la belleza de la distopía que sorprendió por su trascendencia. Transcurridos algunos años, Blade Runner (versión libre de la novela corta ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick) se había convertido no sólo en objeto de culto sino también, en una referencia obligatoria para comprender la estructura de la ciencia ficción moderna. “Pasó de fiasco a clásico sin haber sido nunca un éxito”, declaró Scott en una ocasión, sorprendido por el impacto cultural de la película.

Foto: bladerunnermovie.com
Foto: bladerunnermovie.com
Foto: indiewire.com

La misma tensión argumental, asombrosa reinterpretación del futuro y sobre todo, la lúcida elucubración acerca de la individualidad, regresan en Blade Runner 2049 (2017), con un Denis Villeneuve en estado de gracia que logra recuperar el brillo filosófico de la original y además, agregarle un elemento de melancólica autoconciencia sobre sus límites, fronteras y reflexiones. Porque Blade Runner 2049 no es sólo una inspirada distopía sino también, una meditada visión sobre la identidad, el dolor de la soledad y el ensueño colectivo que sorprende por su eficacia y su precisión narrativa. No hay una sola pieza que no encaje con cuidada precisión en el mecanismo que Villeneuve creó para asumir la pesada responsabilidad de reconstruir un clásico. Lo hace además, honrando al original y también desmarcándose de su enorme impronta, para crear una historia independiente que no necesita constantes referencias a su predecesor para sostenerse. Como narrador visual, la astucia de Villeneuve es evidente: desde la primera escena  — de una belleza alucinante y surreal —  hasta el rápido desarrollo de una historia bien construida, la película disfruta de una auténtica solidez y una brillante puesta en escena. El director combina tanto los paisajes familiares de Blade Runner con una percepción sobre el futuro mucho más inquietante por su sencillez. Es posible reconocer, entonces, a nuestro mundo con una brillante tecnología que aún tiene algo de anacrónica e imperfecta.

Podría interesarle  Arte latinoamericano: ¿se supera a sí mismo?
Foto: bladerunnermovie.com

Pero la película es mucho más que eso: Es un viaje interior a las entrañas de nuestras dudas existenciales y también, una aventura vertiginosa por viejos mitos modernos, pulsiones paranoicas y viejas percepciones sobre el bien y el mal. Villeneuve logra lo imposible: amplía el universo, lo mejora, lo pule y de pronto, toda la historia se vuelve épica, cruda por momentos, como una alegoría a temores profundos en un futuro post humano. Para Denis Villeneuve, el mundo es multifacético y diverso: la película brilla por su síntesis de idiomas y un paisaje urbano espectral de una belleza triste que inmediatamente, remite los mejores ratos de ciencia ficción de nuestro siglo.

Foto: espinof.com

Para Denis Villeneuve no hay límites entre la belleza, lo figurativo y algo más poderoso: su argumento, dotado de una plasticidad que va desde efectos especiales de una factura por completo desconocida hasta alcanzar un leitmotiv emocional de enorme inteligencia narrativa. El director toma conciencia de los replicantes  — en esta ocasión transformados en obras metódicas de furiosa idealización racial —  y elabora una feroz versión de la realidad con un convincente realismo. En el mundo de Blade Runner 2049, la tecnología está viva en cientos de maneras distintas, pero también, es una mirada hacia la marchita cultura que la sostiene, alimenta y crea. Un sueño lúcido, una experiencia sensorial.

Podría interesarle  Una llama latina en la ciudad de la luz

Ficha técnica:

Título original: Blade Runner 2049
Año: 2017
Duración: 163 min.
País: Estados Unidos
Director: Denis Villeneuve
Guion: Hampton Fancher, Michael Green (Historia: Hampton Fancher. Personajes: Philip K. Dick)
Música: Hans Zimmer, Benjamin Wallfisch
Fotografía: Roger Deakins
Reparto: Ryan Gosling,  Harrison Ford,  Ana de Armas,  Jared Leto,  Sylvia Hoeks, Robin Wright,  Mackenzie Davis,  Carla Juri,  Lennie James,  Dave Bautista, Barkhad Abdi,  David Dastmalchian,  Hiam Abbass,  Edward James Olmos
Productora: Warner Bros. Pictures / Scott Free Productions / Thunderbird Films / Alcon Entertainment
Género: Ciencia ficción | Cyberpunk. Secuela

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON