Camino Inca como nunca lo imaginaste

Camino Inca - Machu Picchu
Photo by Lance Beaudry on Unsplash

Existen muchas formas de llegar a Machu Picchu. Para los que eligen el Camino Inca, les espera a cada paso un paisaje inolvidable, que puedes acompañar con actividades como el yoga o la meditación

Todos los que amamos viajar hemos puesto en nuestro bucket list la ciudadela inca. No importa cuán temprano debas levantarte para ver la luz del sol acariciar estas montañas ancestrales, ni qué tan intrincado sea el camino repleto de escaleras. Muchos queremos estar allí, al menos una vez en nuestra vida.

Machu Picchu - Camino Inca
Photo by Martín Espinoza on Unsplash

Lo más apasionante de ir a Machu Picchu, es que cada ruta fue diseñada para ajustarse a un estilo de viaje. Miles de personas visitan cada año este lugar en auto, en tren o a pie. La última alternativa suele ser la favorita de los viajeros aventureros, que quieren conectarse de un modo especial con el entorno.

Además de dedicar algunos días a la caminata por el Camino Inca, donde más de 500 turistas transitan a diario, tienes la posibilidad de valerte del entorno para beneficiar tu cuerpo y tu espíritu. Te explicaremos cómo.

Machu Picchu - Camino Inca
Photo by KAL VISUALS on Unsplash

Cusco, el nuevo centro magnético de la tierra

¿Te has preguntado por qué tantas personas hablan de retiros espirituales en el Tíbet? Incluso hay películas que nos narran ese viaje físico y emocional, ¿las recuerdas? Pues bien, esto tiene una explicación científica.

Por más de 2000 años esta región de la meseta tibetana, en Asia, fue considerada un gran centro de energía espiritual, pero desde el siglo pasado, todo este poder se ha desplazado al Cusco, por lo que actualmente lo conocemos como el Centro Magnético de la Tierra.

Machu Picchu - Inca Trail
Photo by John Salzarulo on Unsplash

En vista de la importancia física y emocional que posee esta tierra maravillosa y apacible, muchas personas dedican algunos días a transitar el Valle Sagrado o el Camino Inca, no solo con el propósito de hacer trekking o turismo de aventura, también con el fin de meditar.

Practicar actividades físicas, como el yoga, en medio de estos fascinantes escenarios peruanos, se ha convertido en una alternativa cada vez más habitual, por lo que si echas un vistazo a las cosas que puedes hacer durante tu visita al Cusco, encontrarás una amplia oferta para hacer tus asanas imbuídos en la energía natural ancestral.

Podría interesarle  F.Miller, más allá de la piel
Camino Inca
Photo by Ashim D’Silva on Unsplash

Yoga y meditación en el Valle Sagrado

Es común que algunos malinterpreten la esencia del yoga. Con la proliferación de youtubers e influencers que comparten con sus comunidades digitales algunos consejos sobre esta disciplina, nacida en la India, es normal que algunos de ellos se enfoquen en esta actividad como si solo se tratara de trabajo físico.

La verdad es que el yoga involucra, de un modo muy equilibrado, la conexión entre la mente y el cuerpo. Mediante técnicas para respirar mejor, el fortalecimiento de la concentración y escuchar atentamente lo que te dice tu ser físico, esta actividad te permite incrementar tu bienestar material y emocional.

La atmósfera que te rodea cuando decides hacer yoga, debe ser la más propicia. Solo con la mente en calma podrás escuchar cada centímetro de tu ser. Por esta razón, algunos maestros yogi apuntan este destino entre sus favoritos, pues saben de sobra que de cara a la contemplación del Valle Sagrado, les espera una experiencia única.

Machu Picchu
Photo by Jeison Higuita on Unsplash

Conectar con una energía increíble

Los centros arqueológicos de Pisaq, Ollantaytambo y Chinchero, no solo sirven para visitarlos de paso por el camino. Algunos guías turísticos excepcionales proponen como parte de la experiencia tener la oportunidad de meditar en recintos arcaicos con ayuda de www.ayudamistica.com, como el Templo de la Luna o Moon Temple, en el poblado de Pacha, a unos 10 kilómetros de Ollantaytambo.

Numerosos rincones naturales y vestigios arqueológicos de camino a la ciudadela inca, sirven de alternativa a los viajeros que van en busca de potenciar su espíritu en tierras peruanas. Desde el vórtice de energía de Morway, hasta los alrededores de Machu Picchu, son considerados lugares de sanación.

Hay recorridos que contemplan estadías de 4 a 15 días, para llevarse una experiencia absoluta de este lugar tan fascinante, en la cual no solo puedes convivir con los descendientes de etnias ancestrales, también puedes comprender el valor de la conexión con la naturaleza que inspiró a esta cultura.

Podría interesarle  Raw Apothecary, cuidado de la piel para todos
Camino Inca
Photo by Peter Conlan on Unsplash

El camino que mejor se ajusta a tu aventura

Supongamos que estás dispuesto a vivir Machu Picchu y sus alrededores desde una perspectiva completamente distinta. Pensemos que este viaje será motivado por una inquietud espiritual y emocional, pasando de algunos detalles con una perspectiva comercial. Entonces, ¿cuál es el recorrido que mejor se ajusta a tus propósitos?

Te sorprenderá saber cuántas ofertas de recorridos enfocados en el bienestar de tu cuerpo y de tu espíritu están disponibles para vivir las bellezas de Cusco desde otro punto de vista. Existen opciones que pueden ofrecerte un retiro de 4 días, mientras otras te invitan a visitar los rincones de esta tierra a plenitud, por casi un par de semanas.

Tal y como ocurre con el Camino de Santiago, en España, la ruta para llegar a la ciudadela ha sido dividida en tramos, pensados especialmente para los amantes del trekking. Así pues, encontrarás travesías de un par de días desde Ollantaytambo, pasando por las ruinas de Wiñay Wayna, Inti Punku, hasta llegar a la tan ansiada Machu Picchu.

Machu Picchu
Photo by Victor Rodriguez on Unsplash

Glamping en Machu Picchu

También tienes opciones desde Lares y Salkantay, que contemplan recorridos de más de 60 kilómetros y exigirán de ti una preparación física mayor. Algunas de estas posibilidades incluyen alojamientos en lodges de lujo, estratégicamente ubicados en los escenarios naturales más sobrecogedores del recorrido.

Las alternativas que ofrecen estadías más largas, seducen con un programa de actividades muy completo. No solo incluyen un viaje a través del Valle Sagrado hasta llegar a la ciudadela y disfrutar de ella a plenitud, también podrás asistir a meditaciones guiadas, entonar cantos de inspiración espiritual y formar parte de actividades que te sincronizarán con una poderosa energía natural.

Déjate seducir por la energía del Cusco y haz un viaje que se diferenciará, por mucho, de cualquier otra aventura que hayas emprendido en el pasado.

Fuente: ayudamistica.com

Comentarios

Comentarios

Ángela León Cervera

Ángela León Cervera

Contributor for Art, Design and Photography

Estética e imagen. Creo en el poder de la palabra como simiente del viaje hacia el conocimiento. Observo, leo, exteriorizo y aprendo.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON