Siguiendo la huella de Caracas a través de El Paraíso

Ricardo Peña El Paraíso
Cocina 1. El Paraíso de Ricardo Peña. Foto: rinconprojects.com

La urbanización que reflejaba una nación próspera quedó en el deterioro. Así lo refleja el lente del venezolano Ricardo Peña, quien expone El Paraíso en la galería Rincón Projects de Bogotá

La primera residencia presidencial, que luego se convirtió en sede de la Escuela Normalista de Varones; la primera casa antisísmica, que no sucumbió al impacto de un terremoto, sino a la furia de un rayo, debido a su estructura metálica; y un hipódromo, del que sólo se conservan algunos rastros de lo que fue la taquillería. Eso era El Paraíso.

Este lugar se abrió a los pasos de los urbanistas venezolanos, como la alternativa perfecta para que Caracas creciera, apuntando hacia una zona florida, de estupendo clima y con enormes posibilidades.

Con la edificación de Villa Zoila, comenzaron a alzarse por el lugar residencias majestuosas, diseñadas para satisfacer las necesidades de una clase social acomodada. No en vano le llamaron: El Paraíso.

Ricardo Peña El Paraíso
Baño 2. El Paraíso de Ricardo Peña. Foto: rinconprojects.com

Esa Caracas contrastada

La explotación petrolera y el pujante crecimiento de Venezuela, llevó de la mano a Caracas hacia un replanteamiento arquitectónico donde las columnas bulbosas, los mosaicos coloniales y los patios internos acompañados de tinajeros y “granados en flor”, debían hacerse a un lado.

Podría interesarle  Una mirada a la abstracción geométrica

Surgieron los nuevos materiales; los mejores materiales. Surgieron nuevas líneas arquitectónicas y planteamientos urbanistas que debían estar de la mano con la capital de una nación próspera, que tenía sobre sí todas las miradas de Latinoamérica.

Entonces surgió El Paraíso, con sus grandes mansiones, sus inolvidables recepciones sociales y el aire presuntuoso de ser una de las mejores urbanizaciones de Caracas, una vanagloria que a la mirada de hoy, quedó encapsulada en el moho y el deterioro de las fachadas languidecientes de una ciudad descalabrada.

Ricardo Peña El Paraíso
Telón. El Paraíso de Ricardo Peña. Foto: rinconprojects.com

El Paraíso en el lente de Ricardo Peña

Susan Sontag y Umberto Eco le han dedicado líneas, páginas enteras a la estética de lo grotesco. La belleza del deterioro, la huella que deja el tiempo a su paso y la pista de que hubo vida donde ahora sólo quedan escombros, objetos desvencijados y montones de pretensiones, es un tema visual que atrae a centenares de fotógrafos.

El caraqueño Ricardo Peña no está exento de este llamado y presenta en su serie El Paraíso, una mirada íntima a esos espacios internos que en algún momento reflejaron toda la grandilocuencia de aquella urbanización.

A la mirada artística de este fotógrafo, los recintos parecen meras evocaciones, donde podemos ver cómo, en algunos casos, la entrada de luz y las partículas que flotan en el aire, imponen un ritmo temporal denso, monótono y solitario.

Podría interesarle  ¿Quién ganará el Golden Globe 2019?
Ricardo Peña El Paraíso
Habitación 1. El Paraíso de Ricardo Peña. Foto: rinconprojects.com

Un puente metafórico entre el ayer y el ahora

El Paraíso, una muestra que se exhibió por primera vez en el año 2013 en los espacios de Carmen de Araujo Arte, en la ciudad de Caracas, regresa ahora a Rincón Projects en Bogotá, ciudad en la que actualmente reside el autor.

El discurso fotográfico de Peña en estas imágenes es un argumento que retrata lo que fue y lo que es Caracas, desde una perspectiva social, cultural y desde luego, económica. Los íntimos recovecos de esas mansiones de El Paraíso, ahora venidas a menos, se asoman con timidez a través de la mirada del artista y nos susurran un imperceptible “adiós”.

Ricardo Peña El Paraíso
Baño 3. El Paraíso de Ricardo Peña. Foto: rinconprojects.com

 Rincón Projects

 Ricardo Peña

Comentarios

Comentarios

Ángela León Cervera

Ángela León Cervera

Contributor for Art, Design and Photography

Estética e imagen. Creo en el poder de la palabra como simiente del viaje hacia el conocimiento. Observo, leo, exteriorizo y aprendo.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON