Christopher Robin: una oda a la niñez

Photo: Media Stinger

La película de Marc Forster resulta un regalo para los seguidores de Winnie the Pooh de todas las edades, sumada a una sensible interpretación de Ewan McGregor, como Christopher Robin

El escritor A. A. Milne creó para Winnie the Pooh y su pandilla de amigos, un mundo de extraordinaria belleza y ternura, con un toque de delicada nostalgia que asombra por su intuitiva inteligencia. En el bosque de los Cien Acres, el autor construye para Winnie un Universo paralelo de dulce existencialismo y una persistente versión de lo emocional basada en cierta belleza lánguida. Pero Winnie además, es el reflejo de la vida familia del autor. Su Christopher Robin es el protagonista de las aventuras junto a Kanga y su hijo Roo, el pragmático Rabbit, el viejo y sabio Owl, el nervioso Piglet, el encantador burro Eeyore y el entusiasta Tigger. La colección de libros - pensada y elaborada como una serie episódica de cuidada ilustración - atraviesa toda la niñez de Christopher en compañía de sus amigos, mientras aprende sobre la vida, la posibilidad maravilla y el asombro a través de la obra de su padre. 

Photo: The Spokeman Review

En libro The House at Pooh Corner (1928) hay una recordada escena en la que Christopher se está despidiendo de sus queridos amigos del bosque. Ya no es un niño y la vida comienza para él en el lindero del bosque, como si el mundo real se extendiera más allá de la blanda y cálida belleza de árboles que le rodean. La película del director Marc Forster, comienza en el mismo punto y además, añade una cierta percepción sobre el final de una etapa que deja claro que Christopher acaba de cruzar el puente de cristal de la infancia hacia su temprana juventud. Mientras un Winnie digital pasa sus manos sobre los pétalos de un prado florido (en una imagen que parece notoriamente inspirada en las imágenes de Terrence Malick) Christopher echa a andar hacia el universo adulto sin mirar atrás. Con su guión pausado, lleno de la misma melancolía tierna de los libros, ese corto prólogo parece enlazar la película con la realidad y crear una percepción sobre la continuidad de la historia que resulta eficaz. ¿Qué le pasó a Christopher Robin después de eso? 

Photo: Hdqwalls.com

La película intenta responder a esa pregunta y lo hace desde la misma inteligente belleza atemporal de las páginas de los libros y las diferentes versiones Disney del personaje. Christopher, convertido en un adulto (encarnado con delicada sensibilidad por Ewan McGregor) trabaja como humilde empleado de oficina. Para entonces, ya el guión (firmado por Alex Ross Perry, Allison Schroeder y Thomas McCarthy) nos mostró su dura adolescencia en un internado, sus años al servicio del ejército de Su Majestad y finalmente, su llegada a Londres para volverse el adulto retraído y un tanto aturdido por la realidad en el que se ha convertido. 

Photo: Flickering Myth

La transición entre las diferentes etapas de la vida de Robin son un compendio de imaginación, buen gusto e ingenio narrativo hoja a hoja (con visiones del artista E.H. Shepard). No sólo pierde la inocencia, sino que se enlaza con algo mucho más elaborado: el tránsito del niño al hombre, esa pérdida de la esperanza y la noción perdurable de la ingenuidad.

El filme de Forster se aleja de los lugares comunes y convierte al cínico Christopher en un símbolo de la caída en desgracia y el dolor, que encuentra en esa visión de la nostalgia encarnada por el regreso de su viejo amigo Winnie the Pooh, una forma de curar las heridas y recobrar una mirada hacia el futuro. 

Photo: Flickers Myth

El argumento combina con efectividad la melancolía, la nostalgia, la ternura, el miedo, el dolor por la pérdida y a pesar que, por momentos, desconcierta la carga emocional que lleva aparejada - y el hecho que es en esencia un psicodrama con seres animados como interlocutores - al final, la trama discurre con sencillez y buen hacer. Un obsequio para los amantes de Winnie The Pooh de todas las edades, pero sobre todo, una oda a la niñez, la fragilidad de la inocencia y el poder de la ternura, bajo la evidencia de la buena fe. Una apuesta arriesgada en nuestra época que resulta de enorme buen gusto y elegancia. 

Photo: Boston Herald

Ficha técnica 

Título original: Christopher Robin
Año: 2018
Dirección: Marc Forster
Guion: Thomas McCarthy, Alex Ross Perry, Allison Schroeder (Personaje: A.A. Milne)
Reparto: Ewan McGregor,  Hayley Atwell,  Mark Gatiss,  Adrian Scarborough, Roger Ashton-Griffiths,  Paul Chahidi,  Gintare Beinoraviciute,  Bern Collaco.

 

Podría interesarle  Cobra Kai: Karate Kid reloaded

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON