El silencio de la espera

www.l-object.com
www.l-objet.com

2015 podría entrar en los anales de la memoria venezolana como el año de la espera. Entre las colas en los supermercados y la ineludible dilación en los procesos jurídicos, corporativos y hasta vecinales, la paciencia se ha convertido en el mejor vestido con el que nos acicalamos los venezolanos todas las mañanas.

La espera, no obstante, da para todo y es quizás en ella donde se encuentra uno de los mejores refugios para la introspección, la reflexión y la creación. Escribir en un país alborotado es una labor titánica que debe moverse en medio de registros extremos: entre el aislamiento absoluto del entorno y la alharaca de la denuncia social. Dos poetas y una novela han sido ganadores de premios internacionales este año pero no se trata de una mera coincidencia, sino el resultado de un recalcitrante empeño en encontrar una voz marchante en tiempos de espera.

Rafael Cadenas por Vasco szinetar
Rafael Cadenas por Vasco Szinetar

La obra de Rafael Cadenas ha sido galardonada con el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca 2015, uno de los reconocimientos más importantes del género en habla hispana. La labor poética de Cadenas, que ya cumple más de cincuenta años de iniciada, pugna constantemente entre un yo desarraigado de su contexto y una realidad arrolladora que violenta la introspección absoluta. Su sujeto poético se encuentra solo a la espera de un cambio, de una tormenta que nunca llega: “Florecemos/ en el abismo” afirma en Memorial (1977) y es justamente esta tensión la que sostiene su poética. El premio es una justa recompensa para una vida comprometida con la interiorización paciente a través de la palabra.

Podría interesarle  Puertas de migración en Francia
Yolanda Pantin, Vasco Szinetar, Serie “Frente al espejo”, 2012 Foto Vasco Szinetar
Yolanda Pantin, Vasco Szinetar, Serie “Frente al espejo”, 2012 Foto Vasco Szinetar

También este año, Yolanda Pantin fue anunciada como la ganadora del Premio Poetas del Mundo Latino. Su obra está influenciada por el círculo literario al que perteneció tras formar parte de grupos como Calicanto y Tráfico. Sus poemas giran en torno a los temas que la acechan como mujer, como venezolana y como poeta. La feminidad no está problematizada sino que se transforma en una fuente de inspiración y reflexión: “Se sabe de una mujer que está sola /porque camina como una mujer que está sola / se sabe que no espera a nadie /porque camina como una mujer que no espera a nadie”, se trata más bien de una afirmación de identidad.

Alberto Barrera Tyszka Serie Frente al espejo 2012 Vasco Szinetar
Alberto Barrera Tyszka Serie Frente al espejo 2012 Vasco Szinetar

Por último, la novela Patria o muerte de Alberto Barrera Tyszka resultó laureada con el XI Premio Tusquets Editores de novela “por la valentía de contar, desde las vivencias cotidianas de un grupo de personajes, la realidad venezolana de un modo poco complaciente”. La obra escapa de la fácil trampa de la denuncia social burda y altisonante, y se transforma en un examen interior de la vida cotidiana en tanto que la acusación vive en una callada y paciente espera.

Estos tres autores demuestran que la literatura en Venezuela va más allá de las circunstancias, que las trascienden; los protagonistas de sus obras, las voces poéticas y narrativas son espejos de nuestra realidad que, como en una pintura de Caspar David Friedrich, mira desafiante la tormenta que se aproxima y acepta con calma el silencio de la espera.

Podría interesarle  Warhol Women en Lévy Gorvy

 

Comentarios

Comentarios

Gladys Mazloum

Gladys Mazloum

Contributor

Aunque su vocación transita entre los recovecos de un vasto universo literario, su oficio diario recorre los rigurosos límites de las ciencias exactas. Talento y talante, adjetivos importantes de su personalidad.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON