El tango que cura

Desde sus inicios, el tango es considerado como una expresión de la sensualidad del ser humano, expresado a través de esa hipnótica melodía que produce el bandoneón y de un baile que muchos asocian con un ejercicio de seducción. Foto: archive

A propósito de la celebración del Día Nacional del Tango en Argentina, hablamos de la tangoterapia y sus beneficios para el organismo


Desde sus inicios, el tango es considerado como una expresión de la sensualidad del ser humano, expresado a través de esa hipnótica melodía que produce el bandoneón y de un baile que muchos asocian con un ejercicio de seducción. Cantado eternamente por Carlos Gardel, Libertad Lamarque y un sinfín de voces dentro y fuera de Argentina, el tango se ha perpetuado en el mundo con su particular sonido y su compleja coreografía.

A este hechizo natural del género y su práctica se suman ahora hallazgos médicos que lo colocan dentro de las opciones de baile terapéutico para mejorar la salud de pacientes con diversos padecimientos. Así lo asegura Federico Trossero, psiquiatra clínico y psicoanalista reconocido en la ciudad de Rosario, en la provincia de San Fe, en Argentina, quien ha construido su carrera con base a los estudios de la danzaterapia en pacientes con problemas de desarrollo personal. Trossero dice que la particular coreografía del tango es altamente efectiva por las implicaciones físicas que conlleva, desde el contacto entre los dos bailarines ejecutantes, hasta la experiencia de descubrimiento consigo mismo a escala emocional.

Podría interesarle  5 ventajas de escuchar música
A este hechizo natural del género y su práctica se suman ahora hallazgos médicos que lo colocan dentro de las opciones de baile terapéutico para mejorar la salud de pacientes con diversos padecimientos.  Foto: archive

Así, lo que ahora se llama tangoterapia estimula la creatividad, la flexibilidad y el equilibrio. De acuerdo con un artículo publicado en El Clarín de Argentina, esta danza es usada actualmente en estudios para tratar enfermedades específicas como el cáncer, la diabetes, el mal de Parkinson, las discapacidades motoras o intelectuales, los trastornos de estrés postraumático, psicosis, timidez, ansiedad, depresión y pánico, entre otros.

“Su acción terapéutica reside, fundamentalmente, en la intensidad y la profundidad de las emociones que despierta el tango cuando se baila y se escucha su música o su poesía”, comenta Trossero.  

De acuerdo con un artículo publicado en El Clarín de Argentina, esta danza es usada actualmente en estudios para tratar enfermedades específicas como el cáncer, la diabetes, el mal de Parkinson, las discapacidades motoras o intelectuales, los trastornos de estrés postraumático, psicosis, timidez, ansiedad, depresión y pánico, entre otros. Foto: archive

Cada vez son más usuales las terapias o tratamientos que incluyen al baile como método de recuperación y mejora, pues estimula la liberación de endorfinas y el uso de ambos hemisferios del cerebro, lo que es importante para el estudio de sus impacto sobre el cuerpo y la mente humana. Así que quien se anime a convertirse en el rey de la milonga ya sabe que no solo está conectándose con la época de oro de Gardel sino mejorando considerablemente su salud. ¿Se anima?  


Comentarios

Comentarios

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Editorial Assistant

Comunicador Social. Amante de los animales. Obstinado por naturaleza.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON