Escultura funcional

Foto cortesía: hermanmiller.com

La mesa Noguchi parece que flota en el aire, apenas compuesta por tres piezas, dos de ellas idénticas. Es mobiliario que se funde con su entorno debido a su concepción orgánica

El maestro Isamu Noguchi tenía una visión muy particular del mundo. Sus biógrafos piensan que se debía a su origen: nació en Los Ángeles en 1904, sus  padres eran el poeta japonés Yone Noguchi y la escritora estadounidense Leonie Gilmour. Aspiraba a convertir sus obras en un medio para unir Oriente y Occidente. Un objetivo inmenso para alguien a quien uno de sus profesores de arte le dijo que jamás llegaría a ser un escultor.

Ansioso por no ser identificado con una escuela de arquitectura o diseño en particular, constantemente afirmaba que se pasaba la vida aprendiendo y descubriendo, por eso no podía ser encasillado. Recibió influencias de Picasso y los surrealistas, y trabajó con los artistas Alberto Giacometti y Alex Calder. Igual enfrentaba el reto de una mesa que el de un parque, jardín, mural, pabellón de exposición, escenografía y vestuario para teatro y danza (realizó trabajos para Martha Graham). Tallaba bustos en piedra y fabricaba lámparas akari (de papel) que podían doblarse y meterse en un sobre o bolsillo. Sus fuentes de inspiración eran infinitas, pero muy especiales, pues se centraban en crear esculturas que se volvieran uno con su entorno.

Podría interesarle  Etro, el universo textil de Gimmo
Foto cortesía: hermanmiller.com

Escultor, con estudios en la Universidad de Columbia y la escuela de Arte Leonardo da Vinci, cambió la percepción de que el arte no tenía otra función más que la ornamental. De esa concepción viene su famosa mesa de centro, que se erige como una escultura orgánica que parece flotar con su tope de cristal y dos piezas de madera idénticas. Se presentó al público en 1948, y su perfeccionamiento tomó cuatro años, ya que Noguchi quería garantizar su estabilidad antes de mostrarla al mundo.

Todavía hoy se fabrica de manera artesanal, por la firma Herman Miller, y se produce en madera claras y oscuras como ébano, nuez y cerezo.

“Todo es escultura. Cualquier material, cualquier idea sin obstáculos, nacida en el espacio, la considero escultura”, Isamu Noguchi

Foto cortesía: hermanmiller.com

hermanmiller.com

Herman Miller

@gbgartsmiami

Comentarios

Comentarios

Raquel Seijas

Raquel Seijas

Contributing Editor

Voz autorizada en el periodismo de lujo, de viajes, de diseño… you name it. Mente veloz. Humor negro. Carcajada fácil. La Rata Raquel.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON