Father’s Day Treasures

Les Cabinotiers Symphonia Grande Sonnerie 1860. Foto: sihh.vacheron-constantin.com

El reto de los artesanos del tiempo no es vano. Es la búsqueda de una innovadora fórmula que involucre técnica y estética, que convierta en espléndida la lectura de un efímero instante. Con motivo del Día del Padre, elevamos la lectura del tiempo con esta selección divina de piezas para obsequiar a uno de los seres más especiales

Maravilla de carbono

Officine Panerai hace homenaje a su motto de Laboratorio di Idee con el LAB-ID™ – Luminor 1950 Carbotech™ 3 days – 49mm. Bajo ese prolongado nombre hay ingredientes novedosos: caja, puente y bisel de carbono high tech, un material ligero, anticorrosivo y más resistente que el titanio o la cerámica y ahora usado en primicia en relojería; esfera recubierta de nanotubos de carbono que produce un negro tan intenso sobre el que resaltan los índices en azul y un mecanismo de carga manual que no requiere lubricación (¡Garantizado por 50 años!). De esta maravilla sólo se realizaron 50 ejemplares.

Leer también  Knobbly Studio: joyería aerodinámica
LAB-ID™ – Luminor 1950 Carbotech™ 3 days – 49mm. Foto: panerai.com

Sinfonía en modo pulsera

727 componentes forman el mecanismo del primer reloj pulsera con gran sonería de Vacheron Constantin. Una década de investigaciones y 500 horas de trabajo en el taller le tomó a esta magnífica casa relojera, con 262 años de fundada, llevar a la realidad el único ejemplar de Les Cabinotiers Symphonia Grande Sonnerie 1860. Son números que hablan de lo complejo de semejante empresa. El oro blanco refuerza el aspecto sobrio de esta máquina de carga manual bidireccional, con selector de Gran Sonería, Pequeña Sonería o silencio en el bisel.

Les Cabinotiers Symphonia Grande Sonnerie 1860. Foto: sihh.vacheron-constantin.com

Como de ciencia ficción

InnoVision 2 se llama la pieza que encierra toda la filosofía innovadora que Ulysse Nardin quiere imprimirle a cada una de sus máquinas. Son 10 elementos que no se encuentran en ningún otro reloj, entre ellos un nuevo sistema de cuerda automática con puentes de silicio, un doble escape constante, rodaje de oro de 24 quilates para una transmisión de energía más eficiente, mecanismo que cambia los índices del 1 al 11 y los lleva del 13 al 23 para visualizar mejor la hora y un minutero de cristal tridimensional que contribuye a darle ese aspecto sci fi.

Ulysse Nardin InnoVision 2. Foto: ulysse-nardin.com

Horas sin manecillas

En el Hybris Artistica Mystérieuse de Jaeger-LeCoultre, la hora se descubre sin agujas. Los minutos los indica una punta de flecha dorada, contenida en una celosía de nácar con formas simétricas que deja ver la esfera de aventurina escarchada azul. La hora se revela con la posición del tourbillon volante en la esfera. Al voltearlo, otra celosía, esta vez de oro, cubre el cristal de zafiro que protege y muestra el mecanismo.

Leer también  Monsieur Chanel: 'tempos' para el hombre
Hybris Artistica Mystérieuse de Jaeger-LeCoultre. Foto: jaeger-lecoultre.com

Misterioso e industrial

Cartier combina en el Rotonde Minute Repeater Mysterious Double Tourbillon una serie de complejidades sobre una esfera abierta de apariencia pulida muy industrial. Uno de los tourbillones, el volador de 60 segundos, flota en uno de los extremos, mientras que los martillos de los timbres se lucen a las 6. Es de platino y titanio, de carga manual con movimiento calibre 9407 MC.

Rotonde Minute Repeater Mysterious Double Tourbillon de Cartier. Foto: cartier.com

Ultradeportivo rojinegro

Montblanc cuenta hasta las milésimas de segundo. Y eso lo deja ver con el TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition, un ultradeportivo de titanio con tratamiento DLC y cerámica equipado con un movimiento calibre MB M66.26 que funciona como si fueran dos mecanismos que se cargan con la misma corona: en un sentido para el tiempo base y en el contrario para el cronógrafo.

Foto: en.watches-news.com

Recordatorio incluido

Christophe Claret mostró su Maestro, un reloj de apariencia esqueletizada y tridimensional. Sin mayores complejidades que las de seguir el curso de las horas,  el Maestro refleja la belleza de la mecánica del tiempo al destacar el volante, la rueda de balance y los puentes. Contiene dos figuras cónicas que giran, una con dos discos (uno de unidades y otro de decenas) para la fecha y una más pequeña a las 4 llamada MEMO, que actúa como recordatorio mecánico (para que los olvidadizos dejen de usar nudos en los dedos).

Leer también  El SIHH 2017 en 5 piezas excepcionales
Foto: christopheclaret.com

Comentarios

Comentarios

Raquel Seijas

Raquel Seijas

Contributing Editor

Voz autorizada en el periodismo de lujo, de viajes, de diseño… you name it. Mente veloz. Humor negro. Carcajada fácil. La Rata Raquel.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON