Ghost in the Shell: la visión de un futuro sin alma

Foto: atomix.vg

Una película desigual con un ritmo errático que se convierte en una de tantas por apostar a la acción antes que a la emoción

Toda adaptación cinematográfica basada en una obra previa de especial popularidad se enfrenta a las altísimas expectativas de los fanáticos, que con toda seguridad juzgarán con enorme dureza el resultado final en pantalla. Contra este fenómeno debió luchar Ghost in the Shell ( 2017) desde el mismo anuncio de su producción, no sólo por basarse en el asombroso universo basado en el manga escrito e ilustrado por Masamune Shirow, sino también por calificarse desde el origen como un producto comercial incapaz de reflejar la profundidad filosófica que distinguió al original. Por extraño que parezca, la película mezcla tanto temores como expectativas: por un lado, se trata de una singular y poco efectiva combinación de homenaje incompleto y por el otro, un cliché sin personalidad propia que se refugia en el tópico policiaco sin demasiada habilidad. El resultado es una película desigual, con un ritmo errático y que la mayoría del tiempo apela a su fastuosa batería de efectos especiales para solventar los enormes baches de guión.

Podría interesarle  PEACE 70: el arte por la paz
Foto: minnesotaconnected.com
Foto: minnesotaconnected.com

Sin duda, el mayor problema del film es su incapacidad para combinar con éxito los elementos que hicieron inolvidable al mundo imaginado por Shirow. Situada en una Tokio futurista, la puesta en escena recurre a lo visualmente vistoso para recrear un futuro impreciso, depurando la violencia, las implicaciones existencialistas y el cuestionamiento filosófico que otorgaban valor a la obra original. La película de Sanders peca por obvia y reduce el trasfondo conceptual en una mirada simplona sobre un universo complejo. El poco convincente guion  — firmado por Kazunori Itō —  es  una colección de lugares comunes que al final, despoja a todo el argumento de su visión sobre la humanidad del robot — y lo que podría hacerlo humano — y lo transforma en algo más bien anecdótico.

Foto: minnesotaconnected.com
Foto: trailers.apple.com

La actuación de Scarlett Johansson resulta irregular: hay mucho de Black Widow y de la Lucy de Besson en esta heroína de pocas palabras. Su Motoko Kusanagi tiene mucho más profundidad de la que podría suponerse, aunque el polémico Whitewashing del personaje resulta tan chirriante como se temía. La película intenta justificarlo en un giro de trama innecesario y poco efectivo que deja muy claro que el rostro occidental de la actriz es uno de los problemas más críticos a los que se enfrenta. Johansson intenta brindarle a Motoko la suficiente credibilidad como para que trascienda la mera batería de efectos especiales que le rodean, sin lograrlo siempre.

Podría interesarle  Playlist No. 27
Foto: highsnobiety.com

Al final, la promesa de Ghost in the Shell de brindarle una vuelta de tuerca al ciberpunk no llega a cumplirse y la película termina por convertirse en otra de tantas — y olvidables propuestas — que apuestan al espectáculo y la acción, antes que la emoción. Un traspié que termina por convertirse en su mayor error.

Foto: impawards.com

Ficha técnica:

Título original: Ghost in the Shell
Año: 2017
Duración: 107 min.
País: Estados Unidos
Director: Rupert Sanders
Guion: William Wheeler (Manga: Masamune Shirow)
Música: Clint Mansell, Lorne Balfe
Fotografía: Jess Hall
Reparto: Scarlett Johansson,  Takeshi Kitano,  Michael Pitt,  Pilou Asbæk,  Juliette Binoche, Peter Ferdinando,  Christopher Obi,  Joseph Naufahu,  Chin Han,  Kaori Momoi, Yutaka Izumihara,  Tawanda Manyimo,  Lasarus Ratuere,  Danusia Samal, Rila Fukushima,  Michael Wincott
Productora: DreamWorks SKG / Grosvenor Park Productions / Seaside Entertainment
Género: Ciencia ficción. Acción | Cyberpunk. Manga

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON