Gin en 4 tiempos latinoamericanos

Foto: Cortesía Hendrick’s

Presentamos cuatro rincones de latinoamericanos donde los cócteles con gin son una apuesta segura

En los restaurantes ya no es sólo una cava de vinos ese elemento distintivo que complementa el disfrute gastronómico. En un bar no basta con tener un despliegue de destilados y licores.  El campo esencialmente mestizo de la coctelería y sus ejecutantes los mixólogos conforman el nuevo espacio del buen beber.

La base de cada cocktail es un guiño a las combinaciones.  El carácter austero y ahumado del whisky, el dulzor goloso del ron o esa neutralidad propia del vodka permiten anticipar intensidades y sabores como un lienzo sobre el resto de los ingredientes dejarán pinceladas.  Pero, ¿qué ocurre cuando se necesita desde esa esencia del cóctel una complejidad de sabor que acompañe la calidez del alcohol? Es entonces cuando pensamos en gin y el perfil que le otorgan los botánicos que se utilizan para su elaboración.

Harry Sasson, Bogotá. Hendrick’s con pepino

Más que un cocktail, lo que propone el equipo de Harry Sasson en el buque insignia de su grupo de restaurantes, ese comedor lujoso donde un power lunch es cosa de todos los días para empresarios y políticos colombianos y visitantes extranjeros, es un verdadero ejercicio tántrico. Durante la sobremesa es posible pedir la inusual ginebra Hendrick’s, que aparte de los botánicos tradicionales incluye entre sus ingredientes pétalos de rosa de Bulgaria y pepino, seca, únicamente acompañada por una lámina de pepino que resalta los aromas únicos de este destilado. Minimalista y preciso.

Podría interesarle  5 tragos con vodka para decir ¡Vashe Zdorovie!
Pinterest

Nudo Negro, CDMX. 20th Century

Las exploraciones del mundo a través de sus sabores, productos y receta ha llevado al chef Daniel Ovadía a ofrecer en Nudo negro un menú ecléctico en el que el maíz se encuentra con las preparaciones de cerdo al estilo asiático y donde la fusión no es combinación de estilos sino un nuevo idioma. Por eso, la carta de bebidas era todo un reto y junto con pocos vinos y una nutrida carta de cervezas artesanales locales, los cócteles son una opción permanente como una manera de mantener el paso a la intensidad de los sabores de los platos. Para el 20th Century lo austero y herbáceo del gin consigue en el toque de crema de cacao y algunos matices cítricos un punto de encuentro exótico digno del menú.

Londonist

La Esquina, Caracas. Gin Tonic

No importa el día de la semana, las noches en La Esquina son movidas. Desde su menú flexible que incluye platos para compartir o preparaciones más contundentes -de una carbonara intervenida o sabores de influencia clásica francesa a su cava de vinos-, a su selección de música lounge y, sobre todo, a su barra, todo invita a ir, a quedarse y a volver. El Gin Tonic elaborado con London No. 1 permite descubrir los secretos detrás del color azul de esta ginebra, con notas bien marcadas de enebro y perfume floral. Refrescante y adictivo.

Podría interesarle  María Fernanda Di Giacobbe: “Hay que ser noble, dulce y elegante, como el cacao criollo”
Pinterest

Gin fruit, Miss Cho. Ciudad de Panamá

Las especialidades del mar desde crudas hasta ahumadas, en preparaciones de inspiración asiática, así como un salón que toma elementos de la imaginería relacionadas con las geishas para dar un toque provocador y misterioso encuentra en la coctelería infinitas posibilidades de maridaje como esta combinación de frutas cítricas que al encontrarse con el gin producen aristas ácidas propias de un aperitivo o para acompañar una picada sencilla de rolls y sashimi.

 

 

Comentarios

Comentarios

Jesús Nieves

Jesús Nieves

Comunicador gastronómico especialista en vinos y destilados. Embajador de marca de bodegas de Francia, España, Chile y Argentina. Editor del portal Esnobismo gourmet y conductor y productor ejecutivo Esnobgourmet Radio

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON