Gracias a Dios: corazón de México

Mezcal Tepextate. Foto: thankgad.com
Mezcal Tepextate. Foto: thankgad.com

Un producto con la capacidad de convertirse en el destilado con el mayor número de sabores y matices de aromas

México no es solo tequila, también es mezcal. Su historia destila estos dos licores cuyas diferencias pueden ser ajenas al gusto común pero evidentes a los ojos de los más conocedores. Por ejemplo, el tequila –de producción industrial– es propio del municipio Tequila, Jalisco, mientras que el mezcal proviene de Oaxaca y se obtiene por medios artesanales.

Mezcal Espadín. Foto: thankgad.com
Mezcal Espadín. Foto: thankgad.com

Gracias a Dios es una marca de mezcal, no de tequila. Sus productos de alta calidad disponen de ingredientes 100% naturales tratados con procedimientos ancestrales que, además, causan el menor impacto natural posible. Un maestro mezcalero, Oscar Hernández Santiago, vigila el proceso de maduración de las plantas (seis años como mínimo) y dirige el tránsito, desde la cosecha de la piña y su posterior cocción, hasta su entrada en la molienda para luego ser fermentado y destilado.

Leer también  Champagne Picard & Boyer: el mejor amigo
Durante el proceso. Foto: thankgad.com
Durante el proceso. Foto: thankgad.com

El final es el envasado, que depende del tipo: el mezcal blanco se embotella inmediatamente mientras que el reposado descansa tres meses en barricas de roble blanco. De este último paso se desprenden las distintas opciones que ofrece esta marca comprometida con sus orígenes.

web thankgad.com

facebook graciasadiosmezcal

instagram @graciasadiosmezcal

twitter @graciasadiosmz

Comentarios

Comentarios

José Vicente Henríquez

José Vicente Henríquez

Editorial Manager

Curioso. Testarudo. Encantador.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON