Hamilton: Sky isn’t the limit

Matt Damon en The Martian.
Matt Damon en The Martian.
Infinitos son los estudios que se han llevado a cabo para conocer un poco más del universo que nos rodea, y es quizás por ese ávido empeño humano que el mundo del cine ha encontrado en este tópico una fuente creativa muy vasta

La marca estadounidense de relojes Hamilton no escapa de esta búsqueda. Sus diseños han sido una perfecta conjunción entre creatividad y funcionabilidad desde su nacimiento en 1951, por lo que no es de extrañarse que sus piezas hayan sido incluidas en más de 400 películas, por decisión de múltiples estilistas más que por mero product placement. Una de sus apariciones más recientes es en la película The Martian, en la que todos los personajes de la cinta usan un modelo distinto de la marca. El film gira en torno a lo que muchos podrían identificar como una especie de Robinson Crusoe, pero en Marte. La ciencia, la naturaleza, y hasta un poco de humor hacen vida de forma armónica para plantear todo lo que ocurre en la mente de Matt Damon (en la cinta Mark Watney) en su lucha por la supervivencia.

Podría interesarle  Un siglo de influencia barroca en el Baroncelli Big Date
Hamilton Khaki Automatic
Hamilton Khaki Automatic

Los misterios que conforman la bóveda azul parecen aumentar cada vez que se explora una nueva parte de ella, por eso cuando se trata de películas acerca del espacio es imposible no dar rienda suelta a la imaginación. Hace apenas un año se estrenaba Interstellar, y dos años atrás Gravity arrasaba con los premios de la Academia. En ambas, el tiempo era un factor determinante, y The Martian no escapa de este aspecto. Sin embargo, a diferencia de Interstellar, en que se diseñó un reloj Hamilton especialmente para la película y su función era determinante, los relojes que podemos apreciar en el film fueron escogidos a partir de modelos existentes.

 

Hamilton Khaki Belowzero
Hamilton Khaki Belowzero

El reloj de Matt Damon es un Khaki Navy BeLOWZERO, un modelo que –por decir poco– fue lanzado en el 2008, y que no parece guardar ninguna relación esp

ecial con el personaje. Es un reloj robusto, en su versión phantom, que guarda similitud visual con la marca Romain Jerome, pero al fin y al cabo un reloj de inmersión. Y quizás su elección se desprendió de esta última característica, pues es capaz de sumergirse a 1.000 metros bajo el agua sin afectar su funcionamiento, gracias a una válvula de helio y un cristal de zafiro de 5,6 milímetros. (Si fueras a dejar la Tierra, esta es la presión aproximada que tendría que resistir tu reloj para no estallar o perder el control por completo). Con un diámetro de 46 milímetros, una caja de acero inoxidable y el característico bisel giratorio de los relojes de inmersión, este modelo se mezcla bien con toda la estética de la película, mientras en su interior late al ritmo de un movimiento suizo automático ETA 2826. Lo mejor de todo: el Khaki Navy BeLOWZERO no es una edición especial o limitada de la marca por lo que aun puede adquirirse en cualquier punto de venta Hamilton.

Podría interesarle  Un boleto a la aventura Bell & Ross

 

 

Comentarios

Comentarios

Andreína Rangel

Andreína Rangel

Contributor

Desde pequeña siempre me gustó escribir, y con el paso de los años se ha convertido más en una pasión que en una profesión. Si bien soy amante del papel, creo que el tiempo es la base de un camino en donde la transformación es el fin de la meta.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON