Lágrimas a pedido para Tere Branger

Foto: behance.net
Foto: behance.net

Anoche una parte de Caracas se acostó muy triste por la partida de Teresita García Branger, la maquilladora estrella del gran fotógrafo Memo Vogeler y quien embelleció con agudeza los respingados perfiles de la capital venezolana. Aquí los testimonios de pésame de algunos de sus más íntimos devotos

10671236_10206207225754689_7082997759290626289_n

A Tere nunca la conocí y ya no llegaré a conocerla jamás. Estuve más de un año tras su pista, para entrevistarla, para traerla en alabanzas a esta esquina de la pantalla, pero insistía por mensajes privados de Facebook que libraba una batalla muy fuerte que le impedía incluso tomarse un café para conversar. Esa lucha ciclópea era un cáncer al que combatió con fiereza, con una fiereza ajena a esa delicadeza con que trabajaba rostros y cuellos, con una fiereza que desdecía el diminutivo que le habían endosado desde pequeña y anulaba el apócope que el afecto le había impuesto de grande: en esa guerra era Teresa La Grande, Teresa Temeraria.

#tbf Sol Elliot e hijas, 90′ ?:Memo Vogeler , makeup :Tere

Una foto publicada por @terebranger el

El 27 de enero de este año apuntaba: “Hola Carlos, un millón de gracias por tu ofrecimiento. Te llamo la semana que viene porque estoy en tratamiento de quimioterapia y lo tengo el viernes, ya para la otra semana de arriba me debo sentir mejor y cuadramos”. Pero la llamada nunca ocurrió. Tere blandía sus armas contra un monstruo interno que no aceptaba brochas ni se aplacaba con polvos de oro. Son las 5:23 pm del 7 de marzo del 2016: “Carlos, qué pena contigo; la verdad es que no me he sentido muy bien. Ya el viernes tengo la décima tercera quimio y estoy en la búsqueda de remedios porque voy a tener dos quimios incompletas y no hay. Estamos hablando con un médico en EE. UU. para conseguirlos. No he tenido cabeza para más nada. Lo siento”.

#tbf Margarita Zingg , 2009 ?: Memo Vogeler ,makeup:Tere

Una foto publicada por @terebranger el

Teresa García Branger, Teresita, Tere García Branger de Vogeler, Tere Branger… la guapa y talentosa y carismática que estudió en la Academia Merici, que maquilló durante los años 80 y 90 a la élite caraqueña y a cierto patriciado neoyorquino y europeo para completar el círculo del trabajo fotográfico de su amigo primero, esposo luego y aliado después, Guillermo “Memo” Vogeler. Alérgica a los excesos, distanciada de la pastosa cultura Miss Venezuela, siempre atenta a potenciar los rasgos nobles y matizar los toscos, o dispuesta a enfatizar el exotismo sin caer en fantasías tropicales, no hubo otra como ella. Y ayer, cuando las redes sociales anunciaban su partida, una lágrima de rímel nigérrimo recorrió los rostros de todas las que fueron sus esfinges y un sabor a metales cundió, como al suscrito que quiso aplaudirla, la boca, el estómago y el corazón de los que vivimos postrados ante su formidable talento.

#tbt Count Robin Von staunffenberg , london 2011 ?:Memo Vogeler &Tere

Una foto publicada por @terebranger el

El elegante claroscuro que lograba la dupla no volverá a ser el mismo. Los álbumes familiares del futuro no serán los mismos. La tierra esteta –que sentía asistir a un rito cuando tenía fotos con Memo y con ella– ha quedado en tinieblas. Pero su legado, que es proporcional a su chispeante espíritu inmortal, será el mejor faro que la habrá de alumbrar.

De seguidas, maquillados alguna vez por ella o no, algunas lágrimas a pedido suscritas por quienes la conocieron de cerca.

Marilda Vera. Foto: Memo Vogeler. Make up: Tere Branger
Marilda Vera. Foto: Memo Vogeler. Make up: Tere Branger

CARESSE LANSBERG:

“A Teresita la conozco desde que éramos casi niñas. Anabella Vogeler era una de mis mejores amigas, y la nota era hacerse las fotos con Memo, quien había habilitado un garage en la casa de sus padres en el Country para convertido en su estudio. Era lo máximo; todo era un poco improvisado: los muebles, el espejo, todo menos el resultado: un maquillaje maravilloso por Tere, que te hacía sentir como Nicole Kidman, y una imagen de cine que eran las fotos de Memo. ¡Ella era su maquilladora estrella! Pero era más que eso. Tere tenía un no sé qué para captarte. Su maquillaje era muy sutil y realmente lograba exaltar tus facciones. Además, entre los dos comentaban el tipo de maquillaje que era ideal para la foto y para cada una de las modelos. Ella puso de moda el “no-makeup makeup” cuando a pocos se le había ocurrido, en un tiempo cuando lo que se veía en Venezuela era el maquillaje de las candidatas al Miss Venezuela. Ese dúo dinámico que eran Tere y Memo logró producir los retratos más bellos de las más bellas caraqueñas de los 80-90 y más allá. Fotografiarse con Memo Vogeler y que te maquillara Tere era el must, era como entrar en un club exquisito y exclusivo. La magia del maquillaje de Teresita y el ojo y el arte de Memo fueron excepcionales”.

#tbt Helmut Berger , actor , 1996, ?: Memo Vogeler , stylist :Tere

Una foto publicada por @terebranger el

JORGE PIZZANI:

“Siempre dijo que yo era el loco más cuerdo del grupo. Tere de continuo estuvo ligada a su eterno compañero Memo; eran indisociables. Su ausencia es nuestra propia y rápida disolución: demasiado vital, bella y exacta para prescindir de ella en esta vida. Es un espacio que se cierra frente a la resignación de la memoria, lo vivido y lo próximo de esos afectos que nos son imprescindibles”.

Jorge Pizzani , 2013, London,?: Memo Vogeler

Una foto publicada por @terebranger el

MILAGROS MALDONADO BLAUBACH:

“Era divertida, ocurrente, original, hija de su padre, a su estilo: un encantador de serpientes, charmoso y lleno de un humor sarcástico e inteligente. Creo que fue la fuerza creativa detrás de Memo”.

RAFAEL MÉNDEZ:

“A Teresita la conocí antes de su matrimonio con Memo en el año 1977. Siempre sonriente con Memo, fueron la pareja que reivindicó el glamour, porque eso fue lo que hicieron en cada una de sus fotografías. Teresita transformaba con sus manos y su arte cada rostro que tocaba, de verdad las mujeres se sentían fabulosas y ese fue su éxito. Trabajo que no solo hicieron en el país sino fuera, en EE. UU. y Europa. Creo que Teresita supo vivir cada momento a plenitud, y su gallardía quedó demostrada al final cuando se recreaba disfrutando de su vida a través de su trabajo. Su partida deja, ciertamente, un vacío en mí”.

Melissa Gonsalves Godayol, Sept 2015, foto: tío Memo y makeup : tía Tere . ……..

Una foto publicada por @terebranger el

CAROLINA JAIMES BRANGER:

“Siempre estar con Tere fue una alegría. Era inteligente, divertida, bella. Encantadora a más no poder. Solidaria, amiga. Una valiente. Enfrentó su cáncer con un estoicismo increíble. Siguió trabajando durante las quimios y las radioterapias. Cuando le preguntaba que cómo se sentía, me respondía: ‘Prima, la pelea es peleando; aunque con la fumadera y los genes, ya te imaginarás’. Mis mejores recuerdos con ella son de un viaje a Italia donde fuimos a la boda de un primo. Fue una gozadera desde que llegamos. Ella maquilló a Mariela Pérez Branger, la mamá del novio. Cuando terminó de maquillarla –estábamos las tres en el baño, porque yo dormía con Mariela–, que Mariela se paró a verse en el espejo, estaba tan bellísima, que Tere me dijo: ‘Y ahora nos tenemos que maquillar nosotras para no parecer las hijas de la panadera… o las primas de la panadera’. Eso nos dio un ataque de risa que nos sacó lágrimas y no nos podíamos maquillar”.

María Teresa Picón , Dic 2015 ,?: Memo Vogeler , makeup :Tere

Una foto publicada por @terebranger el

MARÍA DOMÉNICA ATENCIO:

“Yo conocí a Tere a través de Marisela Gonsalves y Anabella Vogeler, su cuñada. Veía extasiada las fotos que Memo les había tomado y en las que Tere las había maquillado y todas eran un espectáculo. El trabajo de Tere y Memo estaba rodeado de un glamour y elegancia sin parangón alguno. La primera vez que llegué al estudio tenía una excitación y una expectativa gigantes, pues yo quería que lográramos unas fotos tan bellas como las que yo había admirado tanto.

Desde el principio, tanto Tere como Memo me hicieron sentir absolutamente especial, at ease. El día fluyó divinamente. Recuerdo que Tere, amorosamente, me decía mientras posaba: ‘No sé cómo quedarás en la foto pero en persona te ves increíble’.

El maquillaje inicial fue muy suave y a medida que avanzaba la sesión lo fue intensificando. El resultado final fue atómico. Mis fotos son pre era digital y cuando le di a Memo mis contactos para que los digitalizara, en el desencuentro de la enfermedad de Tere, se le perdieron. Me dolió mucho porque eran unas fotos realmente magníficas.”

María Doménica Atencio. Foto: Memo
María Doménica Atencio. Foto: Memo Vogeler

INTENSITY GORNÉS VERA:

“Me acabo de enterar por mi madre. Tere y Memo son grandes amigos de mi tía Marilda, la cineasta, quien sé que anda bastante triste en estos momentos. Me consta que Tere peleó duro y que era buena en lo que hacía. Si la conocí fue de niña o adolescente. Recuerdo viendo fotos de mi tía tomadas por ella, siempre en blanco y negro y con cierto aire atemporal. Lo único que puedo decir es que uno de los beneficios de ser creativo es que cuando dejamos de crear, nuestro trabajo sigue creando y existiendo. Aquí dejamos algo sembrado, más allá de nosotros. Y cuando somos buenos en lo que hacemos, aunque muramos mil veces en esta vida, nuestro trabajo es nuestra reencarnación”.

#tbt Elena Lavie , 1988, ?: Memo Vogeler ,makeup : Tere

Una foto publicada por @terebranger el

Nuestro última conversación se selló con lacre el 7 de junio a las 7:07 am: “¡Carlos, ¿qué tal?! Lo siento, creo que voy a claudicar. Me parece que no es el momento adecuado. Pero te agradezco, Carlos. Quizás, si en algún momento esto se normaliza (cosa, que dudo, por ahora) yo encantada, porque además necesitamos la publicidad, que siempre viene bien. Muy agradecida por pensar en mí”. El último adiós fue esta tarde. Su dulzura, su delicadeza, enormemente proporcionales a sus titánicas destrezas, nos la harán recordar por muchos años más. Siempre.

Una foto publicada por @terebranger el

instagram @terebranger

Comentarios

Comentarios

Carlos Flores León-Márquez

Carlos Flores León-Márquez

Editor in Chief

Natural de Puerto Cabello, este comunicador social graduado en la UCAB emprendió el vuelo de la escritura con apenas 14 años cuando lo nombraron editor del órgano divulgativo del Colegio La Salle. Sagaz como un detective, puntilloso como su propia caligrafía envidiable, vidente de lo que nadie más ve, alérgico a la vulgaridad, ha regresado a la esfera editorial para capitanear este velero digital llamado LUSTER.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON