Inolvidable matiz azul

El Breguet Classique 5177, muestra por primera vez desde 1775, una coloración denominada Azul Breguet, tonalidad realizada en esmalte grand feu, mostrando así el compromiso más la posición de la firma ante la sobriedad y el estilo clásico. Photo: courtesy of Breguet

Desde el siglo XVIII, Abraham-Louis Breguet, se sostuvo como un ícono inolvidable en la estética de las líneas, este año la firma suiza reafirma esta idea con un nuevo modelo Classique

El Breguet Classique 5177, muestra por primera vez desde 1775, una coloración denominada Azul Breguet, tonalidad realizada en esmalte grand feu, mostrando así el compromiso más la posición de la firma ante la sobriedad y el estilo clásico. Con una línea neoclásica, el reloj presenta un espectáculo de brillo donde el matiz de las agujas azuladas sobresale ante su esfera, la cual también se viste del inédito color.

Ahora, el esmalte fue fabricado a una temperatura de más de 800° C, por lo que su acabado sin igual es parte de la innovación reflejada en este reloj, resultado también de un proceso de investigación exhaustivo para obtener un rasgo como ningún otro en el mercado.  Photo: courtesy of Breguet

Ahora, el esmalte fue fabricado a una temperatura de más de 800° C, por lo que su acabado sin igual es parte de la innovación reflejada en este reloj, resultado también de un proceso de investigación exhaustivo para obtener un rasgo como ningún otro en el mercado. La pieza cuenta con una tecnología de la más alta innovación, empezando por el calibre mecánico de carga automática 777Q, además de incorporar algunas complicaciones simples como un segundero central y un marcador de fecha; por otra parte, la construcción de las ruedas hacen una oda al pasado de la manufactura, cubriéndose por un baño de oro de 18 quilates y un acabado estilo guilloché realizado totalmente a mano.

El mecanismo también posee su propio armazón de oro blanco que hace juego con el brazalete de piel de cocodrilo en color azul noche, y el toque final lo aporta un grabado único en la parte posterior de la caja, efecto que permite personalizar cada pieza de forma elegante y especial. Photo: courtesy of Breguet

En su interior, cada uno de los engranajes fue tallado por las manos expertas de los maestros artesanos, dejando distintos elementos estéticos con refinadas líneas achaflanadas e incluso las infaltables Côtes de Genève. El mecanismo también posee su propio armazón de oro blanco que hace juego con el brazalete de piel de cocodrilo en color azul noche, y el toque final lo aporta un grabado único en la parte posterior de la caja, efecto que permite personalizar cada pieza de forma elegante y especial.

En su interior, cada uno de los engranajes fue tallado por las manos expertas de los maestros artesanos, dejando distintos elementos estéticos con refinadas líneas achaflanadas e incluso las infaltables Côtes de Genève.  Photo: courtesy of Breguet

Desde 1775, la Maison ha trabajado para construir un legado de excelencia como ninguna otra, deslumbrando en sus diferentes colecciones con piezas de gran avance tecnológico y creativo. El trabajo realizado por sus artesanos es parte del secreto de una firma que continúa brindando historia a través de sus relojes, enseñando y haciendo honor a la memoria de su fundador.

  breguet.com

Podría interesarle  Slim d' Hermès GMT: Artilugio gris

 Breguet

 @montresbreguet

 @montresbreguet

Comentarios

Comentarios

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Staff Writer

Comunicador Social. Amante de los animales. Obstinado por naturaleza.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON