Inquietante desencanto

Felonía es una mirada crítica de José Vívenes. Foto cortesía: José Vívenes

El collage es la herramienta de José Vívenes para transgredir y expresar, mediante elementos de la cotidianidad venezolana y la iconografía universal, el hartazgo de la imagen de Bolívar

Tejados, roedores, sombras, manos giocondinas, querubines y crucifixiones se cruzan con imágenes del Libertador y otras impresiones en 196 trabajos que impactan el ojo no entrenado.

Felonía es una mirada crítica de José Vívenes (1977) del rol de Bolívar como figura redentora en las últimas tres décadas en Venezuela, especialmente en la era del llamado “socialismo del siglo XXI”.

Es un desencanto épico desplegado en la ONG (Organización Nelson Garrido) en collages, un cartel, maculaturas intervenidas, dibujos en tinta gráfica y óleo sobre papeles impresos, postales y portadas. La serie se muestra en papel, un medio que refleja la voluntad de que el material represente metafóricamente la historiografía reservada a los archivos.

La serie se muestra en papel, un medio que refleja la voluntad de que el material represente metafóricamente la historiografía reservada a los archivos. Foto cortesía: José Vívenes

Las reflexiones sobre el bolivarianismo nacen del interés de diseccionar el culto al que ha sido sometido el Libertador desde finales del siglo XIX, cuando se le toma como “salvavidas” proveniente del pasado glorioso, de acuerdo con palabras del pintor Tito Salas, cada vez que la actualidad decepciona y la sociedad venezolana naufraga.

Podría interesarle  ARCOLisboa 2019, una cuarta edición que promete

Es un recurso de devoción que tiene sus detractores entre historiadores y ejecutantes de las bellas artes porque es una “religión” creada para dominar así como cercar a la sociedad y sus pensamientos. Algo que contraviene la liberación que proporciona el arte y el progreso.

Las reflexiones sobre el bolivarianismo nacen del interés de diseccionar el culto al que ha sido sometido el Libertador desde finales del siglo XIX. Foto cortesía: José Vívenes

Vívenes examina y reconstruye esta devoción que debilita y enferma la sociedad. Al hacerlo, al cruzar este culto con elementos cotidianos y hasta mundanos, paisajes, desnudos, animales e iconografía religiosa, lo baja del altar, lo despoja de su aura gloriosa y libera al cuerpo social de las limitaciones que rodean el bolivarianismo. Todo este ejercicio eleva la reflexión sobre cómo este culto frena la articulación democrática de la sociedad venezolana.

Hasta este mes de marzo se puede admirar en la ONG esta crítica iconográfica inquietante a los fundamentos del culto al Libertador.

Tejados, roedores, sombras, manos giocondinas, querubines y crucifixiones se cruzan con imágenes del Libertador y otras impresiones en 196 trabajos que impactan el ojo no entrenado. Foto cortesía: José Vívenes

web vivenes.blogspot.com

 José Vivenes

instagram @vivenes35

Comentarios

Comentarios

Raquel Seijas

Raquel Seijas

Contributing Editor

Voz autorizada en el periodismo de lujo, de viajes, de diseño… you name it. Mente veloz. Humor negro. Carcajada fácil. La Rata Raquel.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON