Kunsthalle Lissabon: pensar el mundo de otra manera

João Mourão y Luís Silva. Foto: Kunsthalle Lissabon

En al año 2009, João Mourão y Luis Silva decidieron ofrecer a la audiencia de Lisboa su propia perspectiva de lo que ansiaban ver del arte contemporáneo: propuestas arriesgadas, incluyentes y contra norma que dejaron huella en la ciudad a través de Kunsthalle Lissabon

Luis trabajó en una galería comercial al tiempo que comenzó a hacer proyectos curatoriales independientes, especialmente muestras relacionadas con los nuevos medios.

João, por su parte, formaba parte del departamento de relaciones públicas del Museo de la Ciudad y su relación con el arte fue creciendo, especialmente ligada a una sensación de curiosidad y un deseo de saber un poco más acerca de cómo hacer posible que una exposición artística surgiera.

Tente en el aire. Sol Calero. Foto: Kunsthalle Lissabon

Luis asegura que estaba bastante insatisfecho con la forma en que operaba el mundo académico, así que muy pronto se dio cuenta de que el arte contemporáneo y la curación eran formas muy poderosas de reclamar una posición crítica y tratar de pensar el mundo de otra manera.

Éramos dos jóvenes curadores que abrían un espacio (una institución) llamado Kunsthalle Lissabon […] No teníamos dinero, sino grandes aspiraciones.João y Luis

Las motivaciones de João para entrar de lleno en el mundo de las artes, fueron distintas. Estuvieron propiciadas por su posibilidad de compartir con los creadores y conocer sus inquietudes estéticas y pensamientos.

Mediando entre la institución, las exposiciones y los protagonistas de estas muestras, poco a poco João comenzó a ser, orgánicamente, parte del universo artístico.

Memorial for Intersections. Amalia Pica. Foto: Kunsthalle Lissabon

Los caminos de João y Luis se cruzaron en un programa de Art Sociology desarrollado por el MA, donde ambos coincidieron y desde ese momento supieron que sus afinidades artísticas coincidían y apuntaban hacia los mismos intereses, lo que los llevó a abrir las puertas de Kunsthalle Lissabon.

Esa primera exposición fue aterradora. No por la exposición en sí, sino porque éramos dos jóvenes curadores que abrían un espacio (una institución) llamado Kunsthalle Lissabon. El espacio era un pequeño escaparate en una esquina de la avenida principal de Lisboa. No teníamos dinero sino grandes ambiciones.

Invitamos a un artista local, Nuno Sousa Vieira, cuya práctica consiste en reflexionar y reconfigurar las estructuras arquitectónicas obsoletas y las narraciones asociadas con ellas, para que se hiciera cargo del espacio que se convertiría en Kunsthalle Lissabon.

Como proyecto orientado a reflexionar sobre el funcionamiento interno de las instituciones desde un punto de vista muy performativo, esta inversión (el artista que crea las condiciones para la actividad institucional y no al revés, como suele ser siempre) nos resultó muy atractiva como gesto fundacional.

Shit-Baby and the Crumpled Giraffe. Naufus Ramírez-Figueroa. Foto: Kunsthalle Lissabon

João y Luis aceptaron el desafío de vivir entre la incertidumbre y la ansiedad que conlleva la responsabilidad de gerenciar un espacio artístico alternativo y aprendieron a valorar el poder de la confianza en los artistas y en su perspectiva estética.

Invitamos a un artista local, Nuno Sousa Vieira […] para que se hiciera cargo del espacio de Kunsthalle Lissabon.João y Luis

Entre las primeras muestras de Kunsthale Lissabon, se cuentan los trabajos de Wilfredo Prieto y André Guedes, este último con una fenomenal anécdota que sirvió para ratificar que los esfuerzos de João y Luis estaban rindiendo frutos.

Podría interesarle  BAFTA 2019: couture de alta categoría

El proyecto de André Guedes (Pleasure Gardens, 2011) también fue un gran desafío, ya que en lugar de hacer una exposición individual, el artista quería hacer una representación teatral, con actores, músicos, instrumentos musicales indonesios, diseño de escenario, diseño de luces, etc.

Eso fue completamente fuera de nuestra zona de confort, pero lo hicimos, y al final el proyecto fue nombrado una de las mejores obras de teatro de ese año, lo que nos dejó sorprendidos.

Moi-Peau. Mariana Castillo Deball. Foto: Kunsthalle Lissabon

Desde el primer día, João y Luis se plantearon a Kunsthalle Lissabon como una institución que iría más allá de la narrativa occidental, heteronormativa y patriarcal.

Como ellos mismos explican, esto se ha traducido en mostrar a más mujeres que hombres y romper las fronteras para incluir talentos de otras latitudes, como Medio Oriente, Europa del Este y América Latina.

Nos invitaron a hacer la sección de proyectos en solitario de Zona Maco […] y eso nos permitió realizar una gran cantidad de investigación sobre lo que estaba sucediendo en América LatinaJoão y Luis

La relación de Kunsthalle Lissabon con el talento proveniente de nuestras latitudes, comenzó hace algunos años, en México.

Nos invitaron a hacer la sección de proyectos en solitario de Zona Maco, la feria de arte contemporáneo en la Ciudad de México entre 2015-2017, y eso nos permitió realizar una gran cantidad de investigación sobre lo que estaba sucediendo en América Latina y eso finalmente nos llevó al programa que hemos presentado en Kunsthalle Lissabon.

Hemos presentado proyectos en solitario de artistas como Engel Leonardo (República Dominicana), Sol Calero (Venezuela), Irene Kopelman (Argentina), Naufus Ramírez-Figueroa (Guatemala), Mariana Castillo Deball (México), Amalia Pica (Argentina), Jonathas de Andrade (Brasil), Wilfredo Prieto (Cuba) y Stefan Bruggemann (México).

Cartazes para o Museu do Homem do Nordeste. Jonathas de Andrade. Foto: Kunsthalle Lissabon

En paralelo con la labor expositiva que Kunsthalle Lissabon llevó a cabo por una década, la institución europea también se caracterizó por poner un buen porcentaje de atención al trabajo editorial, comprometiéndose con la creación de material editorial procedente de exposiciones o contenido monográfico con miras a fortalecer la labor investigativa del arte contemporáneo.

De la misma manera invitamos a los artistas a presentar un nuevo proyecto en el formato de exhibición, también invitamos a los artistas a trabajar en nuevos proyectos pero en formato de libro. Como ejemplo, publicamos libros de artistas como Jonathas de Andrade e Irene Kopelman, que se relacionaron con las exposiciones que presentaron en Kunsthalle Lissabon.

No sería posible comenzar hoy como lo hicimos en 2009.João y Luis

Finalmente, y esta es la más ambiciosa de nuestras categorías de publicación, publicamos monografías de artistas. Estos son proyectos orientados a la investigación a largo plazo, en los que profundizamos en la práctica de un artista y tratamos de darle sentido.

Nuestra monografía más reciente, y una colaboración entre nosotros y el Nuevo Museo en Nueva York, está dedicada al trabajo de Naufus Ramírez-Figueroa.

Indexing Water. Irene Kopelman. Foto: Kunsthalle Lissabon

Tras una década de trabajo y satisfacciones, João y Luis han decidido tomarse un año de descanso, en el cual realmente dedicarán buena parte de su tiempo a evaluar el momento artístico que vive ahora la Lisboa del 2019 y cómo Kunsthalle Lissabon debe estrechar lazos con su promesa institucional, de cara a las exigencias de la nueva década que comienza.

Podría interesarle  Los Diablos a través de la mirada de Razetti

Queríamos reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos en este proceso y también queríamos reflexionar sobre el papel crítico que podemos tener.João y Luis

La Lisboa que favoreció la aparición del Kunsthalle Lissabon en 2009 tiene muy poco en común con la Lisboa gentrificada y turística de 2019. No sería posible comenzar hoy como lo hicimos en 2009.

Queríamos reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos en este proceso y también queríamos reflexionar sobre el papel crítico que podemos tener al pensar en otras formas de imaginar la posición que ocupa el arte contemporáneo en estas circunstancias.

Cuatro socios internacionales, cuatro instituciones afines ocuparán el espacio que dejaremos vacante.

Faro. Engel Leonardo. Foto: Kunsthalle Lissabon

Un completo programa de exposiciones para el curso de este año y la promesa de acoger a cuatro talentos latinoamericanos entre el período de 2020 – 2021, son algunas de las actividades que João y Luis tuvieron la gentileza de adelantarnos como parte de lo que debemos esperar de este espacio.

Comenzamos el programa del décimo aniversario con Pivô, de São Paulo, que presentó la muestra grupal Rocambole, con obras de Flora Rebollo, Thiago Barbalho y Yuli Yamagata. Luego vino CURA, de Roma, que presentó una exposición individual de la artista canadiense Athena Papadopoulos, con sede en Londres.

Después del verano tendremos SALTS, de Basilea y concluiremos el aniversario con el ICA Filadelfia.

La mitad de nuestro programa estará dedicado a artistas procedentes de América Latina.João y Luis

Finalmente, nuestro programa para 2020-2021 ya está definido y presentaremos proyectos en solitario de Ad Minoliti (Argentina), Federico Herrero (Costa Rica), Sheroanawë Hakihiiwë (Venezuela) y Manuel Solano (México). Hacemos solo cuatro shows cada año, por lo que dos años significan ocho shows. La mitad de nuestro programa estará dedicado a artistas procedentes de América Latina.

Antes de despedirse, João y Luis comparten con nosotros una confesión y una promesa, a esperas de lo que obtendremos de su notable talento y de la transformadora instutición que fundaron hace una década, luego de este año de reflexión:

Una cosa sabemos con certeza: nos encanta trabajar en estrecha colaboración con los artistas, nos encanta hacer que los nuevos proyectos cobren vida, y eso queda. Todo lo demás puede cambiar. Este será nuestro cliffhanger. ¡Solo tienes que esperar y ver!

Comentarios

Comentarios

Ángela León Cervera

Ángela León Cervera

Contributor for Art, Design and Photography

Estética e imagen. Creo en el poder de la palabra como simiente del viaje hacia el conocimiento. Observo, leo, exteriorizo y aprendo.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON