MAMBO: “No soy un artista conceptual, soy intuitivo”

Foto: autoretrato por MAMBO.
Foto: autoretrato por MAMBO.

En este nuevo Profile, MAMBO nos relata cómo su proceso creativo y artístico resulta ser una especie de experimento intuitivo que se entremezcla con sus raíces latinoamericanas

Una conversación vespertina vista a través de la ventana, un negativo, el hacer de líneas en una hoja en blanco, el paso del tiempo,  una melodía, una conversación o el descubrimiento del otro son momentos en que muchas veces se nos presenta una revelación, una respuesta ante una pregunta sin siquiera ser pronunciada en el momento que ocurre, pero que sin explicación alguna parece darle sentido al ser y a lo que nos rodea. Bajo lo efímero de la sensación,  reconocemos ese momento único e irrepetible en el que la belleza  se impone como un deseo y un porvenir,  en mi escaso conocimiento de la experiencia humana, sé que no todos son los privilegiados en ser descolocados por la realidad de este modo: en esa época, en 1985, me encantaban todas las creaciones en la onda pop, new wave, como Grace Jones, Jean Paul Goude, Mondino, Kid Creole etc…También escuchaba mucho jazz: New Orleans, Swing, Be bop. Un día, me vino la revelación cuando estaba mirando la tapa del álbum ‘Beat Crazy’ de Joe Jackson, me encantó la dinámica de los dibujos, los colores, la onda con humor y estilo. En ese momento preciso, decidí que sería un artista por la vida.

Como una práctica cotidiana que va habitando nuestro interior poco a poco, el trazo y la línea fue la mejor expresión de la pubertad para Flavien. El dialogo constante con nosotros mismos y con la exterioridad, en algunas ocasiones  inalcanzable en la expresividad del lenguaje escrito, se transforma en un color y en una forma que solo es visible en el papel, y que de manera inesperada cae en las manos del artista, siendo una necesidad imperiosa en ser retratada: empecé a los 15 años, cuando vivía en las afueras de París. Dibujaba en el colegio, en mi casa y por la noche, en las calles o las vías del tren.

Foto: Manfredi Gioacchini
Foto: Manfredi Gioacchini

Una vez que se consuma el encuentro, entre el artista y lo amado, la conversión prematura empieza sosegadamente a invadir cada uno de los inhóspitos recodos del inconsciente, convirtiéndonos de algún modo en seres infantiles ávidos de conocer un lenguaje y una realidad con el fin de tener la capacidad suficiente de hacer de lo otro y del otro algo nuestro, un lenguaje que tenga el valor y peso suficiente para comunicar una realidad que nos estremece. Apropiándose de un lenguaje mutante y particular: para mí el arte es una forma de comunicación muy personal. O sea, que lo que me interesa con los artistas es descubrir un vocabulario original, nuevo, y disfrutar las evoluciones, variaciones que ofrece el artista. Por ejemplo, Roy Linchenstein, Jean Dubuffet, Alexander Calder, Piet Mondrian… todos inventaron su propio vocabulario y luego lo desarrollaron. También es el caso en otros tipos de creación, como con Pedro Almodóvar, Prince, Serge Gainsbourg, Philippe Découflé, Tim Burton… cada vez que hacen algo nuevo, siempre sabes que es de ellos y es diferente de lo que han hecho antes. Esa es la belleza de los artistas para mí. Eso es lo que intento hacer.

ilustración: MAMBO. Ma Claque 2016 acrylic on paper 22*30 inches
ilustración: MAMBO. Ma Claque 2016
acrylic on paper 22*30 inches

Siendo el arte una consecuencia única del artista, su abstracción es el resultado inconcluso, siempre inconcluso, de la experiencia de la creación artística: los elementos, como dices, son muy influyentes cuando pinto. No soy un artista conceptual, soy intuitivo. Entonces la energía que tengo al momento de pintar es muy importante. Antes de pintar, hago siestas, preparo comida, leo, escribo, dibujo y cuando comienzo, escojo música, muy variada de un día a otro. También las informaciones en la radio, historias de gente local, californiana.

Cuadro: MAMBO. Focused 2016 acrylic on canvas 36*36 inches
Cuadro: MAMBO.
Focused 2016
acrylic on canvas 36*36 inches

Desdoblándose en dos artistas que se expresan de manera distinta, pero que convergen en un mismo cuerpo y mente, Mambo se nos presenta con una expresividad única y distintiva en el arte contemporáneo. Bautizándose con un nombre que nos remite inmediatamente a un carácter latinoamericano: cuando comencé a dibujar en las paredes, escogí un nombre que me representaba, aunque sea francés, porque nací y crecí en Suramérica [Chile]. A modo de no ser atrapado in fraganti: Mambo, lo escogí para que la policía no me agarre, y se me quedo, y me dio suerte.

Ilustración: MAMBO. Tokyo Parisienne 2016 acrylic on paper 22*30 inches
Ilustración: MAMBO. Tokyo Parisienne 2016
acrylic on paper 22*30 inches

Empáticas figuras se suman progresivamente en el imaginario del artista, como vestigios de las personas que una vez vio y otras que nunca ha visto: estos personajes nacen de varias maneras, recuerdos, antiguos, o recientes, de gente que he visto, cruzado, y cuya actitud me quedo en la mente. También puede ser de una foto, o más generalmente una idea que voy a desarrollar en una serie de pinturas. En este momento estoy dibujando para una exposición en París; una serie de personajes parisinos del pasado que mira a los ojos a los parisinos de hoy. La serie se llama ‘Perplexe’ (Perplejo).

 La semejanza en el crecimiento corpóreo y psíquico del ser humano es comparable a la evolución del artista, incapaz de estar conforme con lo aprendido y explorado, decide emprender una búsqueda en la que el tropezón con lo creado sea una vez más una revelación, siendo en esta ocasión un reflejo distinto al de la piel abandonada: Digamos que he pasado 20 años buscando, hasta la exposición Peinture Fraiche, en el Centre Pompidou, y desde entonces lo estoy desarollando. Trabajé más que todo realizando lo que tenía ganas de hacer, me gustó mucho, pero solamente desde los últimos 10 años, siento que estoy exprimiendo lo que quiero o tengo que exprimir. No es que las obras precedentes no me gustaban, solo es que hoy siento más en armonía cuando las hago, más coherente entre la intención y las acciones.

Ilustración: MAMBO. Danse Avec Moi 2016 acrylic on paper 22*30 inches
Ilustración: MAMBO. Danse Avec Moi 2016
acrylic on paper 22*30 inches

Cierta emoción se percibe al leer una pequeña anécdota que nos  relata Flavien o si prefieren Mambo: pintar en vivo durante 3 meses en el museo Pompidou en París es un sueño para cualquier artista, sobre todo antes de 40 años. Nunca lo olvidaré. Disfruté cada uno de esos días sabiendo que era algo muy excepcional. Pero de otra manera, en 1990, hice una colaboración con el grupo de Teatro Les Luciolles, en la prisión de mujeres de Rennes, donde están encerradas criminales por más de 10 años, muchas han cometido homicidio. Las ayude a pintar obras de gran tamaño que sirvieron para una representación de textos de Jean Genet, donde se trataba mucho de sexo, homosexualidad, vida marginal. Trabaje con ellas sin tener guardias alrededor nuestro y sin tabús en los temas. Hablamos mucho y de manera muy libre. Les pedí que pintaran vergas gigantes, hechas de flores. Una de ellas me dijo que no había visto una desde hace mucho tiempo y me pidió de ayudarla. Le recomendé que utilizara su imaginación. Fue una semana muy intensa en la que aprendí mucho sobre la humanidad y nunca lo olvidaré.

Mambo x Moynat. Foto: moynat.com
Mambo x Moynat. Foto: moynat.com

Integrándose a la cotidianidad de la mujer, su arte –que ahora cuenta con una colección de accesorios de la marca de lujo Moynat-, nos hace comprender la capacidad de adaptación de su talante artístico: En este caso, es muy fácil, fue por una razón sencilla pues Ramesh Nair [Director creativo de Moynat] y yo tenemos una muy buena conexión, respecto y confianza mutual. Es un hombre muy inteligente en creación y muy humilde humanamente. Entonces simplemente me da alegría colaborar con él y un orgullo inmenso cuando veo la calidad del trabajo que se realiza en los talleres de Moynat. Es una empresa pequeña lo que nos permite de trabajar de manera muy humana, aunque yo esté lejos.

Mambo x Moynat. Foto: moynat.com
Mambo x Moynat. Foto: moynat.com

 Este artista consagrado en sus dos facetas, Flavien Demarigny o MAMBO, como prefieran llamarle, compone a partir de intuiciones muy circunstanciales que descubren formas y colores que, solo a partir de su dialogo externo con lo que se le es dado, es capaz de crear impactantes cuadros con una técnica y dimensión inigualable. No cabe duda que su intuición y capacidad en el hacer artístico nos revela no solo su verdad sino la de la realidad que continuamente transgrede.

Leer también  Las nuevas propuestas del Corredor Cultural Roma Condesa

web www.mambo.vu

facebook fACEMAMBO

instagram @instamambo

Comentarios

Comentarios

Andreína Vallés

Andreína Vallés

Staff Writer

Comunicadora social y visual. Ilustradora y cinefila.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON