Manare: La ensenada esmeralda

Manare desde el lente de José Vicente Henríquez

Quilates de rocas filosofales que flotan sobre aguas de un metal traslúcido y verdoso escoltan el camino hacia esta bahía de Mochima, en el estado Sucre, que de tan bella solo la creeríamos haber visto en una postal del sur de Italia

Se han esparcido merecidos halagos de Los Roques, La Tortuga, La Orchila, Paria, Isla Larga, pero cualquier epíteto tiembla ante la conmoción que generan Mochima y sus  pequeñas bahías cual joyas. De entre las más lejanas, saliendo de Cumaná hasta el pueblo de Mochima, y tras media hora de paredes de piedras gigantescas, luminosas, que insuflan miedo por venirse encima, y kilómetros de azules y verdes, se abre Manare como un compás tallado en esmeralda, quieto oleaje, paisajes submarinos ideales para el buceo, comida en bandeja hasta la orilla, alquiler de toldos, de banana inflable y paseos en bote. Una metáfora posible: la postal de una italiana, minúscula Anacapri con elenco criollo casi de casting.

Manare desde el lente de José Vicente Henríquez
Manare desde el lente de José Vicente Henríquez

MANARE EN GÓNDOLA

Leer también  Sparrows Lodge: rústica modernidad

Como la estética, la cortesía y la puntualidad deben privar para que un viaje sea plácido, nadie como Wilfredo Lemus y su peñero recién pintado. Está más allá del muellecito principal en el pueblo de Mochima, y lo reconocerá porque afuera verá los esqueletos incipientes –fruto del trabajo artesanal de su familia– de lo que pronto serán grandes barcazas.

Tlf.: +58 424 5588571

 

 

 

 

Foto www.posadamochimalodge.com

SUITES CON VISTAS

Para un hospedaje abrumador, en pleno Parque Nacional Mochima, exactamente en Playa El Horno, la Posada Mochima Lodge, un enclave de la excelencia con decoración correcta, atención impecable y vistas abrumadoras.

www.posadamochimalodge.com

 

Comentarios

Comentarios

Carlos Flores León-Márquez

Carlos Flores León-Márquez

Editor in Chief

Natural de Puerto Cabello, este comunicador social graduado en la UCAB emprendió el vuelo de la escritura con apenas 14 años cuando lo nombraron editor del órgano divulgativo del Colegio La Salle. Sagaz como un detective, puntilloso como su propia caligrafía envidiable, vidente de lo que nadie más ve, alérgico a la vulgaridad, ha regresado a la esfera editorial para capitanear este velero digital llamado LUSTER.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON