Mariana Atencio: “Quisiera ser recordada como alguien optimista e inspirador”

Mariana Atencio - LUSTER Magazine
Mariana Atencio. Foto: Vera Franceschi, cortesía de Mariana Atencio.

Perspicacia, pasión y determinación pudiesen ser tres adjetivos que definieran la personalidad de Mariana Atencio en todas sus facetas. La periodista venezolana, acreedora de un Premio Peabody y responsable de las noticias de última hora de NBC, ha acudido a la cita de esta semana para contarnos sobre sus proyectos y planes a futuro

Desde la más tierna edad Mariana Atencio sintió una gran atracción por las artes, por hablar frente al público y cautivarlo con grandes historias, por actuar en escenarios improvisados siempre y cuando hubiese un gran telón que le deparara una entrada triunfal –o al menos así se lo decía su madre–. Leer, escribir e interactuar con la gente formaba parte de sus quehaceres diarios, pues sin duda alguna, en casa de la familia Atencio había una periodista en ciernes.

Mariana recuerda con nostalgia su infancia feliz, aquellos tiempos boyantes en los cuales transcurría su tiempo libre en el mar o en El Ávila en compañía de una familia muy unida, quienes son los responsables de haber modelado el carácter de una niña sedienta de ver y conocer el mundo: Mi infancia fue muy alegre. Llena de amor, aprendizaje y verdor. Mis padres me incularon un enorme amor por Venezuela. Crecí en el tipo de familia nuclear en la que andábamos todos juntos, en “cambote”. Una especie de “Brady Bunch” criollo. Pero haber tenido tanto cariño de niña también me hizo crecer con un gran sentido de responsabilidad. Por eso siempre fui muy estudiosa, aproveché cada oportunidad para poder ser alguien en la vida y estar a la altura de esa responsabilidad. La responsabilidad de devolverles tanto a mis padres y a mi país –que me dieron todo–.

Ese sentido tan arraigado de responsabilidad y de devolver –con creces- aquello que le había sido otorgado en el seno familiar, además de haber advertido el llamado de la vocación periodística, se tradujo en la decisión de convertirse en una nueva voz dentro del medio televisivo: El periodismo y la comunicación me vienen de sangre. Mi tío es Leopoldo Castillo Atencio, “El Ciudadano.” Mi tía Chela Atencio fue actriz de teatro. Pero no fue hasta que estudié Comunicación Social en la UCAB y que viví el cierre de RCTV como integrante del movimiento estudiantil que me percaté de mi verdadera vocación. Denunciar las injusticias. Alzar la voz por aquellos que no pueden. Ser periodista. Y no cualquier periodista, pues sus primeras lecturas estuvieron guiadas por las biografías de Katie Curic y Christiane Amanpour, musicalizadas por casettes con entrevistas de Renny Ottolina y Sofía Imber, asumiendo desde temprano que estar frente a cámara transmitiendo información debía hacerse manera consciente y veraz: Una vez que comprendí cuál era mi destino, mi vocación, me inspiré en muchas de estas figuras del periodismo mundial, sobre todo mujeres, para poder hacer trabajos periodísticos de calidad y con mucha sensibilidad social.  

Mariana Atencio - LUSTER Magazine
Mariana Atencio. Foto: Vera Franceschi, cortesía de Mariana Atencio @ Vizcaya Museum & Gardens, Miami. 

La Universidad Católica Andrés Bello fue quien acogió, en primera instancia, a la joven Mariana para empezar a perfilar su carrera dentro del mundo de la Comunicación Social. Sin embargo, el periodismo no fue el camino elegido desde el principio: Crecí en una época dorada de la televisión y el periodismo en Venezuela. Poco a poco fui viendo cómo los espacios se iban cerrando. Las historias y las denuncias de nuestra gente dejaban de aparecer en las pantallas. Estudié Comunicación Social -mención Comunicaciones Publicitarias- en la Universidad Católica Andrés Bello con el deseo de comunicar esas realidades. Fui miembro de la Cátedra de Honor. Gané el Premio de Mejor Delegado en el modelo de Naciones Unidas de Harvard. Estudié con compañeros de clase como Freddy Guevara –actual diputado de la Asamblea Nacional venezolana-. Y el 27 de mayo de 2007*, cuando salimos como estudiantes a la calle a defender la libertad de expresión, mi vocación se hizo evidente: el periodismo.

Tales méritos le valieron recibir un correo electrónico en el cual le informaban que había ganado una beca para hacer un Máster de Periodismo en la Universidad de Columbia (Nueva York). Fue allí que, al hacer una rápida retrospectiva de lo que había sido su vida hasta ese momento, pudo darse cuenta de que para eso la habían preparado sus padres y Venezuela, y así lo atestigua: No sé si esa especie de epifanía hubiese ocurrido en otro contexto, en otro país. Siento que era así como tenía que pasar. Incluso allí pudo conocer a uno de los íconos de su niñez: Cuando entré en la Universidad de Columbia pude conocer a Christiane Amanpour en persona. Recuerdo que me dijo que venía corriendo, porque había llevado a su hijo al dentista. Eso nunca se me olvida. Porque las mujeres de hoy, hasta la periodista que perseguía a Osama Bin Laden, tenemos que balancear muchos roles. Esa fórmula es el secreto del éxito.

“Las mujeres de hoy, hasta la periodista que perseguía a Osama Bin Laden, tenemos que balancear muchos roles. Esa fórmula es el secreto del éxito.”

Mudarse a Estados Unidos para seguir triunfando en nuevas fronteras y conquistar nuevos objetivos no significó precisamente una historia idílica para Mariana; al contrario, el esfuerzo personal, el trabajo duro y la propia promoción de su trabajo era la fórmula que le garantizaría la notoriedad necesaria para poder apropiarse de un lugar dentro del competitivo mundo del periodismo latinoamericano en ese país: Para algunos el ser latino en Estados Unidos puede ser un estigma, una etiqueta. Para mí es un orgullo. Cuando uno llega a Estados Unidos, venga del país que venga, en lo que cruzas la frontera, te conviertes en parte de la comunidad latina. Y con eso me refiero a que cuentas con el apoyo de un grupo de gente muy calurosa, de distintas nacionalidades, donde muchos comparten la experiencia –directa o indirecta- de ser inmigrante y de querer integrarse al país manteniendo sus raíces. Al mismo tiempo, uno asume el compromiso de retribuirle a esa comunidad. Por lo menos así lo veo yo. Allí comprendió ese valor agregado que sus raíces le conferirían e hizo suya la labor de convertirse en una tribuna para “luchar porque más de 50 millones de hispanos en EE. UU. se vean reflejados en la televisión”: [Ser latina] Es un valor agregado, porque hay muy pocas en mi posición. Cuando ves a los anclas y reporteros anglosajones en televisión en EE. UU., no hay muchos hispanos. Y mucho menos hispanos que sean bilingües y hayan crecido en América Latina. Soy la única. Además como venezolana, la única en pantalla en inglés a escala nacional en Estados Unidos.

Tal devoción y trabajo esmerado han llevado a Mariana Atencio a distintas latitudes del mundo para ser testigo de las vicisitudes de la generación actual y convertirse así en una ventana que visibilice sus problemáticas y desmontar el estigma que reposa en los hombros de los más jóvenes considerados como una generación ensimismada: No pretendo ser la voz de millones de jóvenes, pero sí tengo un micrófono importante y he tenido la oportunidad de viajar por el mundo haciendo reportajes en lugares como Haití y Hong Kong. Eso me ha dado una visión bastante universal de las injusticias que padece mi generación, pero también de las ganas que tenemos de cambiar el mundo. Dicen que somos una generación malcriada, floja y ensimismada. Yo he visto lo contrario. Somos una generación generosa, conectada y global: la generación del cambio. Como parte de esta generación de cambio, Mariana ha recogido los testimonios de jóvenes de Hong Kong –protagonistas de la Revolución de los Paraguas–; ha dejado la piel en protestas violentas como las de Ferguson, Missouri, y ha seguido de cerca el devenir político y social venezolano a través de las manifestaciones desde 2014 hasta la actualidad: En cuanto al temor, han sido muchos, sobre todo en Venezuela en las protestas. Sin embargo, también he sentido temor en coberturas internacionales. Cuando fuimos a Ayotzinapa, México, a cubrir a los 43 estudiantes desaparecidos, sabíamos que estábamos en territorio de los narcos. Incluso, encontramos unas fosas clandestinas donde se suponía que estaban los estudiantes y me tuve que meter dentro. Fue espeluznante. Aún no se sabe con certeza lo que les ocurrió a los estudiantes.

Pero no solo se trata de transmitir breaking news, Atencio ha sabido integrar noticias más ligeras dentro la vorágine de primicias internacionales de este mundo convulso: En el 2015 fui escogida como reportera para conducir una “audiencia papal” para ABC News con el Papa Francisco vía satélite desde Roma. La audiencia fue televisada en vivo en un programa de una hora. Yo fui la intermediaria entre el Papa Francisco y cientos de migrantes, la mayoría niños y madres, que acababan de cruzar la frontera. El poder dirigirme al Papa fue un momento muy gratificante que marcó mi carrera como periodista.

También recuerdo un momento más “light,” cuando los príncipes de Asturias vinieron a visitar los estudios en Miami. Conduje una entrevista con el Príncipe Felipe, y al terminar le pedí un selfie a su majestad. Fue el primer “selfie real” que causó revuelo en España como un momento verdaderamente “millennial.”  

Mariana Atencio - LUSTER Magazine
Mariana Atencio. Foto: Vera Franceschi, cortesía de Mariana Atencio @ Vizcaya Museum & Gardens, Miami.

Tales tareas titánicas y los objetivos logrados a pulso con absoluto trabajo arduo y devoción por el periodismo catapultaron a Mariana Atencio a una nueva plataforma: NBC News le abriría las puertas para así convertirse en la primera latina que se integraría a sus filas para reportar en inglés las noticias de última hora: Mi nuevo puesto en NBC ha sido como montarme en un cohete. Me dedico a cubrir noticias de última hora en todas partes de Estados Unidos y el mundo, desde desastres naturales, hasta juicios, política e historias humanas. He desarrollado la habilidad de empaparme de cualquier tema en pocas horas. Además he podido continuar informando en español para Telemundo, cadena que es parte de NBC, cosa que me encanta porque es mi gente.

Además de esas importantes tribunas, la periodista venezolana disfruta de generar contenido a través de sus muy activas redes sociales; allí muestra su día a día en los canales de televisión para los cuales reporta y un poco sobre su vida personal, convirtiéndola en una figura accesible: El formato que más disfruto es aquel que me permita informar siendo transparente, siendo yo misma, es por ello que creo que YouTube ha tenido tanto éxito. Es lo que están buscando las audiencias en línea y en televisión, sea en el formato que sea. Desde su cuenta en Instagram no desaprovecha ni un segundo para reforzar su principal mensaje, #GoLikeMariana: #GoLikeMariana es mi lema de vida. #GoLike es ese estar en continuo movimiento, aprendizaje, persiguiendo la noticia del día en cualquier lugar del mundo y en dos idiomas, pero también con un tono lifestyle importante, porque hoy en día las audiencias quieren ir en ese recorrido, tras cámaras y ver cómo se desarrolla la noticia y el viaje a través de los ojos de quien está en el lugar de los hechos. Filosofía que la llevado a presentarse en el altruista formato TED Talks, inciativa global de videos en los cuales conferencistas expertos en materias como educación, ciencia, business, tecnología y creatividad hablan desde sus experiencias personales.

En mayo de este año, Mariana llevó a cabo su TED Talk titulado “What makes you feel special?” en el cual hace un recorrido de lo que ha vivido personal y profesionalmente hasta ahora e invita a reflexionar a su audiencia sobre cuál es el valor diferencial y aporte a la sociedad de cada uno: Siento que todas las experiencias que hemos vivido como venezolanos en la última década, todo el sufrimiento, la creatividad, las alegrías y las penas, nos dan una visión única del espíritu humano. Hemos presenciado mucho y me siento honrada de poder contar esas experiencias en una tribuna como TED. Atencio aprovechó nuestra entrevista para comunicar una buena noticia: TED me pidió que volviera en el 2018 para dar una charla en inglés dedicada al tema de Venezuela.  

Sin lugar a dudas, el camino recorrido por Mariana Atencio ha estado plagado de éxitos y aún son muchas las metas por conquistar: Estoy lanzando mi página web y canal de Youtube www.golikemariana.com para tener otra plataforma –mucho más íntima y personal- para comunicarme con mi audiencia. Eso me tiene muy ilusionada, porque va a ir más allá de la Mariana que vemos en televisión. Y por lo pronto el ciclo de las noticias no para. Espero poder ir a hacer reportajes en Venezuela muy pronto. Lucho todos los días por ello. Así que durante el resto del año seguiré persiguiendo políticos, huracanes y sobre todo injusticias para sacarlas a la luz. Sin dejar a un lado sus sueños más personales, confiesa: Sueño con tener una familia grande y muy unida como la familia en la que me crié. Eso es algo muy bonito que tenemos los venezolanos, los latinos en general. No me imagino de otra manera.

Ese balance perfecto entre la figura pública y la mujer que maneja con éxito su esfera íntima compone la fórmula heroica a la que las mujeres nos enfrentamos día a día desde cualquier parte del mundo: Quisiera ser recordada como alguien optimista e inspirador. Lo que más placer me da en la vida es inspirar a los demás a ser la mejor versión de ellos mismos. A través de mi trabajo, quisiera inspirar a las próximas generaciones de periodistas en el mundo y, sobre todo, en Venezuela.

#GoLikeMariana!


*Cese de transmisiones de Radio Caracas Televisión (RCTV) el 27 de mayo de 2007

  marianaatencio.com

 @MarianaAtencio

 @marianaatencio

 @marianaatencio

Comentarios

Comentarios

Sindey Garcia Salas

Sindey Garcia Salas

Editorial Manager

Educada entre látigos gramaticales y literatura maravillosa, ha consagrado su carrera profesional a contarle al mundo, a través de las letras, lo extraordinario de la moda, el diseño y el lujo.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON