La poesía en movimiento de Miguel Braceli

Foto: Julio Osorio. Cortesía Espacio Monitor, Caracas

1:1 es el nombre de la exposición de Miguel Braceli que aún puede apreciarse en el Centro de Arte Los Galpones, un planteamiento en torno a lo humano y su entorno

 Intervenir el paisaje, para que nuestros incrédulos ojos observen como se modifica la geografía, a través de la interacción de los humanos es una experiencia maravillosa, Miguel Braceli emplea de manera brillante un discurso totalmente silente para capturar toda nuestra atención. Su trabajo a gran escala hace reflexionar sobre el impacto que podemos causar cada uno de nosotros en nuestro medio ambiente, nos habla sobre el trabajo en equipo y llama a la reflexión a través de una cuidadosa selección de materiales a los que podemos clasificar como contaminantes en estado de abandono, pero que utilizados en el trabajo del artista de forma muy acertada nos envía un fuerte mensaje que nos lleva a la autoevaluación.

 

Foto: Julio Osorio. Cortesía Espacio Monitor, Caracas

La ausencia de la palabra coloca ante nosotros un trabajo expresado en un lenguaje universal, las propuestas de Braceli tumban las barreras geográficas que nos hemos empeñado en colocar para separarnos y clasificarnos entre nosotros mismos, según nuestras diferentes características en un sinfín de escalas. El hermoso trabajo del artista nos unifica a todos bajo un mismo llamado, los que han sido convocados a participar directamente en las acciones del performance tienen la dicha de la experiencia in situ y nosotros los espectadores podemos, a través de ellos, realizar una lectura llena de imágenes y sensaciones casi intemporal.

Foto: Julio Osorio. Cortesía Espacio Monitor, Caracas

La poesía en movimiento reúne a todas las miradas de los presentes. Decodificar los planteamientos es la tarea individual, pero diseñada para ser procesada en masa. En la muestra 1:1 –hasta esta semana en la Galería Espacio Monitor dentro del Centro Cultural Los Galpones- Bracelli nos comparte el proceso creativo de varios de sus trabajos, nos muestra faces de sus estudios sobre los materiales, permitiendo así que el público comprenda el concepto generador de cada pieza. De manera que en este espacio se fusionan los elementos pre seleccionados a modo de mini taller y luego la muestra a través de un video de los montajes realizados. Esto genera una relación didáctica con el espectador que se identifica de inmediato al imaginarse como parte del equipo de personas que participa en las acciones artísticas. Un excelente trabajo de montaje de sala y curaduría acompaña al visitante en un recorrido corto pero intenso.

Podría interesarle  ¿Conoces la nueva exposición de Pina?
Foto: Julio Osorio. Cortesía Espacio Monitor, Caracas

La recomendación es observar los videos como primera parada en la sala a mano derecha, para luego proceder a realizar la visita de la sala, esto permite un mejor entendimiento del uso de los materiales y recopilación documental de las piezas. El discurso del artista nos habla de integración y al homogeneizar la figura humana dentro de la naturaleza y dentro de la arquitectura o piezas geométricas, nos lleva a pensar sobre nuestra humilde condición frente a la fuerza de la naturaleza y así mismo sobre la enorme responsabilidad que poseemos ante los cambios en nuestro entorno. Esa es la escala entre la realidad y la creencia a la que nos quiere llevar a medirnos Miguel Braceli, 1:1 es la medida entre nuestra pequeña condición humana y la gran responsabilidad que posee cada uno de nosotros.

Foto: Julio Osorio. Cortesía Espacio Monitor, Caracas

En el video podemos observar en primera fila la realización de varias piezas, algunas al aire libre y otras urbanas, esto nos habla de nuestra capacidad para modificar el aspecto físico de lo que nos rodea, podemos ser testigos de: ÁREA, 2014 (Plaza Caracas – Venezuela), CONSTRUIR EL MAR, 2015 (Ciudad Universitaria de Caracas – Venezuela), SACAR EL MAR, 2016 (Gijón – España), IRAZÚ, 2016 (Volcán Irazú – Costarica), EL FIN DEL MAR, 2017 (Santa Cruz de la Cierra – Bolivia), CASACUERPO y CASA PARA VOLAR, 2016 (Facultad de Arquitectura UCV – Caracas – Venezuela), GEOPOLÍTICAS DEL CUERPO, 2017 (Castilla La Mancha – España), cada una sirvió de medio al artista para realizar un llamado a la conciencia fuera de nuestras fronteras, mostrando su talento para invisibilizar los límites.

Podría interesarle  Animales y máquinas en ABRA

Braceli nos lleva en un viaje lleno de belleza y sensaciones intensas, nos muestra su esencia que se encuentra siempre en contacto con las comunidades y expone su misión de enseñarnos a ver todo de forma distinta, cuyo esfuerzo agradecemos enormemente. Un esfuerzo que es capaz de hacernos remontar una nube para verlo todo de mejor manera desde la metrópoli, de leer libros con nuestros cuerpos y de darnos a entender que en nuestras manos están las respuestas que con tanto ahínco permanecemos buscando.

La muestra estará abierta al público hasta el 19 de Agosto en la Galería Espacio Monitor dentro del Centro Cultural Los Galpones, en horario de Martes a Sábado de 11 am a 6 pm y Domingos de 11 am a 4 pm. El plan queda servido.

 Miguel Braceli

 @miguelbraceli

 @miguelbraceli

 Espacio Monitor

29-11 Transversal 8, Caracas 1071, Miranda

 

 

Comentarios

Comentarios

Angélica Piñango López

Angélica Piñango López

Noctámbula por naturaleza, totalmente convencida de que el arte es una herramienta para reencontrarnos como sociedad, a través de un lenguaje universal

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON