Paraíso histórico de flores

Tomando como inspiración el dramatismo de los bodegones florales del fotógrafo Robert Mapplethorpe, la prestigiosa firma de moda, Carolina Herrera, deleitó a los presentes con una colección de otoño que se paseó con suaves pinceladas de color y armonía. Photo: carolinaherrera.com

La casa de moda Carolina Herrera dejó su huella cargada de color y flores en un desfile realizado en el primer museo de la ciudad de Nueva York

Tomando como inspiración el dramatismo de los bodegones florales del fotógrafo Robert Mapplethorpe, la prestigiosa firma de moda, Carolina Herrera, deleitó a los presentes con una colección de otoño que se paseó con suaves pinceladas de color y armonía. La colección, la cual estuvo a cargo del nuevo director creativo, Wes Gordon, dejó ver vestidos con estampados llamativos y abrigos estructurados, todo envuelto en una atmósfera de tonos cremas y negros.

La colección, la cual estuvo a cargo del nuevo director creativo, Wes Gordon, dejó ver vestidos con estampados llamativos y abrigos estructurados, todo envuelto en una atmósfera de tonos cremas y negros. Photo: carolinaherrera.com

En esta presentación, la organización se encargó de dejar como protagonista la piel de las modelos y por supuesto, la ropa, todo gracias al trabajo de los expertos de Bobbi Brown, quienes capturaron la esencia más natural de cada modelo. La combinación de los tonos naranja, amarillo, rosado y variaciones de azul, fusionadas con grandes proporciones en trajes y vestidos de noche, se hicieron notar y dejaron un claro mensaje a los presentes, que los cambios ocurridos dentro de la firma no afectan la elegancia y el estilo ya patentado por una de las marcas más esperadas en la Semana de la Moda en Nueva York.

Podría interesarle  Call me by your name & Fendi
En esta presentación, la organización se encargó de dejar como protagonista la piel de las modelos y por supuesto, la ropa, todo gracias al trabajo de los expertos de Bobbi Brown, quienes capturaron la esencia más natural de cada modelo. Photo: carolinaherrera.com

Una interpretación elegante y moderna que viene directo de la mente de Wes Gordon, pero conserva el espíritu implantado por Carolina Herrera, llenando de magnetismo y sensualidad los espacios del New York Historical Society Museum. Una visión alegre dedicada a los días de colores oscuros en contraste con la belleza de la mujer natural, con el gran dinamismo espontáneo que aporta cada pieza a la colección.

Una interpretación elegante y moderna que viene directo de la mente de Wes Gordon, pero conserva el espíritu implantado por Carolina Herrera, llenando de magnetismo y sensualidad los espacios del New York Historical Society Museum. Photo: carolinaherrera.com
La combinación de los tonos naranja, amarillo, rosado y variaciones de azul, fusionadas con grandes proporciones en trajes y vestidos de noche, se hicieron notar y dejaron un claro mensaje a los presentes, que los cambios ocurridos dentro de la firma no afectan la elegancia y el estilo ya patentado por una de las marcas más esperadas en la Semana de la Moda en Nueva York. Photo: carolinaherrera.com

Un desfile que culmina con audacia y delicadeza sublime, representado en una imagen de Mapplethorpe, el cual también ha dejado una huella dentro del corazón de la marca, con su estilo y el equilibrio de su trabajo, captando la atención e inspirando a la creadora de esta firma en múltiples ocasiones y llevándola a través de un paseo de elegancia y estilo.

 carolinaherrera.com

 Carolina Herrera

 @carolinaherrera

Comentarios

Comentarios

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Rubén Darío Carrillo Cárdenas

Staff Writer

Comunicador Social. Amante de los animales. Obstinado por naturaleza.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON