Petit St. Vincent: desconexión absoluta

Foto: Jonathan Palmer

En la actualidad, el lujo exige privacidad, una cualidad de la que siempre ha gozado el Caribe en una gran cantidad de destinos en los que literalmente puedes desaparecer entre divinas atenciones; he aquí uno de ellos

El Caribe se mantiene en el top de los destinos mundiales gracias a un arsenal de secretos bien guardados. Uno de ellos es la isla privada Petit St. Vincent (PSV), una pequeña y remota isla que está ubicada al final de la cadena de las Granadinas.

Foto: cortesía de Mike Toy Photography
Foto: cortesía de Mike Toy Photography

Petit St. Vincent fue adquirida en el año 1966 por Hazen K. Richardson II, su amigo Doug Terman y el socio de ambos H.W. Nichols, cuando la isla era aún un territorio inhabitado. Desde sus inicios PSV ha sido merecedora de múltiples reconocimientos, entre ellos un lugar en la lista de la National Geographic’s Unique Lodges of the World por su compromiso de ser ecológicamente sustentable. Como uno de esos avances en la materia, PSV ha instalado una planta que les permite embotellar su propia agua potable en botellas de vidrio reusables. Gracias a esa iniciativa, PSV ha evitado la importación de botellas de plástico que proviene de islas vecinas.

Podría interesarle  Oasis caribeño en Montego Bay
Foto: cortesía de Mike Toy Photography

Sin embargo, sus encantos no terminan allí. Su verdadero atractivo radica en ofrecer una experiencia de desconexión total ya que no posee ningún tipo de conexión a internet en sus villas y cabañas. Pero ello no es motivo de aburrimiento. Sus clases de buceo –dictadas por Jean-Michel Cousteau, hijo del afamado explorador oceánico Jacques Costeau– se convierte en la opción ideal para el tiempo libre.

Foto: cortesía de Jean-Michel Cousteau Diving

Sin lugar a dudas, Petit St. Vincent está lejos de ser un lugar común. Con más de 40 años en la industria hotelera, se mantiene fiel a su visión original: asegurarle a sus huéspedes una maravillosa experiencia libre de muchedumbres indiscretas y molestas.

Donde: Petit Saint Vincent. St Vincent and the Grenadines

Highlights: Isla privada, Yoga & Spa, centro de buceo de Jean-Michel Cousteau, eventos culinarios con invitados especiales, comida orgánica.

Book it: Reservation

Cuánto: 1100 $ – 2415 $ per night.

Comentarios

Comentarios

Damiana Pérez Holder

Damiana Pérez Holder

32. Comunicadora Social con formación en la Universidad Católica Andrés Bello. Fotografío y escribo en constante búsqueda de lo inusual y original, pero siempre apegada al buen gusto y la estética. Mi debilidad confesa es el cacao venezolano.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON