El poder femenino de Mary Shelley

Slash Film

 

La directora Haifaa al-Mansour presenta su propia versión sobre Mary Shelley, la artífice de Frankenstein

Las crónicas de sus contemporáneos, describen a la madre de Frankenstein, uno de los monstruos más famosos de la literatura, como silenciosa, observadora e incluso “un poco lánguida”. Como si Mary Shelley encajara por necesidad en el estereotipo femenino de su época: Una mujer pálida, delgada, que contrajo matrimonio con un poeta discreto siendo muy joven y llevaba una vida familiar poco menos que anónima.

No obstante, Mary Shelley, futura madre de uno de los monstruos literarios más famosos del género gótico, no era una mujer normal. No para la asfixiante y abrumadora sociedad donde nació. Incluso para que le admiraron mucho después. Mary Shelley, narradora, dramaturga y una convencida filósofa, era un espíritu educado que aspiró a lo intelectual desde su infancia, que construyó un mundo a la medida de su mirada analítica sobre el mundo y que finalmente, legó al futuro una visión profunda sobre su propia vulnerabilidad. Una percepción durísima sobre los peligros de la pérdida de la humanidad y más allá, sobre los terrores del conocimiento carente de moral.

Teaser Trailer

Su obra trató de un hito dentro del mundo de la literatura y así lo retrata la película Mary Shelley una peculiar combinación entre biopic y percepción de la voluntad como una forma de creación alegórica. Dirigida por Haifaa al-Mansour (Wadjda), el film tiene una puesta en escena lujosa, clásica, pero sobre todo, muy consciente de la necesidad de elaborar un mensaje a través de lo visual.

Podría interesarle  ABRA en su segundo aniversario

De manera que mientras el guión celebra los procesos de escritura, la disciplina y el amor a la creación, los espléndidos escenarios nos recuerdan que Mary Shelley era una rareza entre un mundo que tendía a la belleza como símbolo estético o, mejor dicho, una percepción ideal de lo que podía comprenderse como forma de expresión formal.

Entre una cosa y otra, el filme intenta abarcar muchas ideas sin lograrlo, quizás porque el ritmo no sostiene una versión única de la historia, ya que intenta presentar al mismo tiempo la época en la que las autoras femeninas parecían restringidas al ámbito del hogar, el amor y los sufrimientos,  y, a la vez, lo que supuso la obra de Shelley, asombrosa, original y brillante.

Vulture.com

Aun así, esta producción sostiene su alegato esencial: el sentido de la modernidad y contemporaneidad de la autora, que el guión de Emma Jensen convierte en un inteligente análisis sobre la obra de la mujer - y su forzado anonimato - a través de las épocas.

Interpretada por una aguda y sensible Elle Fanning, la Mary Shelley de Haifaa al-Mansour es una obra pensada para reflexionar sobre el papel femenino en una época especialmente restrictiva y limitada con respecto al talento de la mujer.

Pero, más que un alegato político o moral,  la cinta es una obra creíble y conmovedora en defensa de la creatividad como una forma de libertad. A pesar de sus esquemáticas percepciones sobre las ventajas del hombre artista sobre su equivalente femenino, la película parece más interesada en analizar la forma en que el arte transforma el dolor en una expresión de depurada de identidad e individualidad.

Podría interesarle  A Quiet Place: miedo en silencio

A pesar de sus baches argumentales,  Mary Shelley tiene el impulso suficiente para asimilar el arte como una forma de catarsis, pero sobre todo, como una versión de la realidad, depurada y mejorada a través de la voluntad. Ese es, quizás, su mayor logro.

Ficha técnica  

Título original: Mary Shelley
Año: 2018
Dirección: Haifaa Al-Mansour
Guion: Emma Jensen, Haifaa Al-Mansour
Reparto: Elle Fanning, Douglas Booth, Bel Powley, Maisie Williams, Joanne Froggatt, Tom Sturridge, Stephen Dillane, Ben Hardy.

 

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON