María Elena Padilla: “La inspiración la encuentro en todos lados”

Foto: Cortesía de ALMA Weaving

Mediante ALMA Weaving, María Elena Padilla entrelaza el diseño, la sostenibilidad, el impacto social y la artesanía tradicional

“José es un joven estudiante que viajaba cuatro horas por la mañana y cuatro horas por la tarde para ir a la universidad. Él no solo viajaba grandes distancias, [sino que también] con frecuencia debía abandonar sus estudios para conseguir empleos temporales, todo por alcanzar su sueño de un día ser maestro de español en París”, relata María Elena Padilla, diseñadora y creadora de ALMA Weaving.

La palabra ALMA nace de la unión de los nombres de María Elena y Alessandra. Este emprendimiento entreteje las aspiraciones de salvadoreños como José con un modelo de negocios que involucra la sostenibilidad social, el respeto por el medio ambiente y la educación a través  de  técnicas tradicionales para tejer piezas con hilos de plástico 100% reciclados.

Foto: Cortesía de ALMA Weaving

Un primer trunk show de ALMA Weaving en Charlotte, Carolina del Norte, permitió a sus fundadoras  financiar un año de educación de José. Desde entonces, se plantearon realizar lo mismo con las aspiraciones de otros jóvenes que conciben su desarrollo personal a partir de la educación.

María Elena explica que “en El Salvador y en la región hay mucho talento. Por generaciones, las artes se han transmitido de mano en mano, sin embargo la situación socioeconómica, la migración a las ciudades principales y la falta de oportunidad para salir del país han puesto en riesgo la transmisión de estas técnicas a futuras generaciones”.

Podría interesarle  Kate Moss eterna en el trono de Armani

María Elena es amante del arte contemporáneo, el minimalismo, el color y las texturas, así como también de los elementos orgánicos, la flora y la fauna de su país. De allí que ALMA Weaving emplee técnicas en peligro de extinción creando productos de diseño atractivo al mercado internacional.

Foto: Cortesía de ALMA Weaving

Entre ellos, destaca la Almita bag, “la favorita por ser un conversation piece, como la llamo” y la clásica bucket bag, “por su versatilidad al usarse de varias formas”: “Siendo un producto artesanal y tradicionalmente cargado, me gusta simplificarlo  modernizarlo usando monocromía en mis bases, más que patrones de tejido muy intrincados”, señala.

“Pero también tiene que ver con la tendencia y lo que el mercado está buscando en determinado momento. Me gusta escuchar lo que mi cliente quiere y probar nuevas combinaciones de materiales y tejidos diferentes”, revela la diseñadora.

Por los momentos, María Elena trabaja por posicionar su producto, con miras en el mercado asiático. Así como la venta 45 bolsos permitieron a José aspirar, la expansión de ALMA Weaving permitirá tejer nuevas historias de educación y esperanza.

Special thanks: Eva Hughes

almaweaving.com

@almaweaving

@almaweaving

Comentarios

Comentarios

Laura Soler

Laura Soler

Staff Writer

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON