Ready Player One: la aventura de la nostalgia

Foto: variety.com

“Ready Player One” apela a una ternura infantil e ingenua, que convive con el mencionado despliegue de cultura pop

“Ready Player One”, dirigida por Steven Spielberg, resume el espíritu épico y extravagante de la novela original del escritor Ernest Cline. Spielberg — considerado como la elección obvia para dirigir el llamado “El Santo Grial de la Cultura Pop” — logra una trepidante aproximación a la historia reciente del cine y televisión, lo que transforma la película en un gran homenaje a una generación que creció frente a las pantallas de televisión y de videojuegos de los años ’70 y ‘80.

No obstante, el director,  experto en crear fastuosas puestas en escena en beneficio de cierta emotividad,  en esta ocasión, entra en terreno delicado cuando utiliza los guiños a la música y películas de tantas y distintas maneras. En tal profusión, el film parece adolecer de personalidad propia, en medio de una trama que se desarrolla con dificultad, a través de una vertiginosa carrera de obstáculos por momentos confusa y abrumadora.

Foto: rottentomatoes.com
Foto: rottentomatoes.com

Desde los videojuegos Atari hasta escenas completas de “El resplandor” de Stanley Kubrick, los inolvidables clásicos de John Hughes, referentes inmediatos de la cultura pop como “Saturday Night Fever”, “Excalibur”, de John Boorman y “King Kong” (en su versión 1933), se mezclan en un amalgama que sostiene la trama principal y crea la inmediata sensación que “Ready Player One” depende hasta límites peligrosos del despliegue referencial y el metalenguaje que utiliza como invisible línea argumental.

Podría interesarle  Tully: una mirada complaciente a la maternidad

Tal vez por ese motivo, las intenciones de la película no son del todo claras, y la línea principal de la historia se confunde en medio de las visiones extraordinarias de un mundo virtual mostrado, a grandes pinceladas, por una batería asombrosa de efectos especiales. Y esa conexión emotiva con el público, a través de una colección de escenas puramente nostálgicas y, en ocasiones, sin mayor asidero, a no ser la necesidad del director de brindar sustancia al lenguaje tácito que la cinta maneja como aliciente y análisis de la realidad que muestra.

Foto: rottentomatoes.com

Dependiendo de la escena, el filme analiza la realidad virtual desde cierto cinismo opaco y refractario, pero a la vez, sobre la premisa de una sátira oscura y desesperada sobre el futuro. En medio de lo que se presenta como una distopía inevitable — lo humano convertido en una fórmula de comportamiento tecnificado — el guión no parece sostenerse. No hay un mensaje central claro, sino un avanzar siempre en medio de una centelleante variedad de imágenes conocidas, reconocibles y, la mayoría de las veces, profundamente emotivas.

Foto: rottentomatoes.com
Foto: rottentomatoes.com

Con todo, la película resulta deslumbrante y Spielberg hace lo que mejor sabe hacer: apelar a la emotividad del espectador. “Ready Player One” apela a una ternura infantil e ingenua, que convive con el mencionado despliegue de cultura pop. Además, crea una construcción de la memoria colectiva que asombra por su efectividad y buen gusto.

Podría interesarle  The Handmaid's Tale: la plácida belleza del miedo
Foto: rottentomatoes.com

Con un pulso magistral, el realizador parece estar compitiendo consigo mismo y batallando contra la serie de películas que en la última década han intentado imitar su estilo trepidante, sensorial y brillante. El resultado es entretenimiento puro, a pesar de su larga duración (casi dos horas veinte minutos que pueden llegar a tener un coste en taquilla y público).

Foto: rottentomatoes.com

De cualquier forma, el autor logra situar el conflicto de inmediato y brindar toda la atención que requiere una narración que podría parecer trivial a no ser por su inteligente necesidad de jugar con elementos evidentes para crear algo más simbólico.



Ficha técnica:

Título original: Ready Player One
Año: 2018
Duración: 140 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Steven Spielberg
Guion: Ernest Cline, Zak Penn (Novela: Ernest Cline)
Música: Alan Silvestri
Fotografía: Janusz Kaminski
Reparto: Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg, T.J. Miller, Hannah John-Kamen, Win Morisaki, Philip Zhao, Julia Nickson, Kae Alexander, Lena Waithe, Ralph Ineson, David Barrera, Michael Wildman, Lynne Wilmot, Carter Hastings, Daniel Eghan
Productora: Warner Bros. / Amblin Entertainment / De Line Pictures / Village Roadshow Pictures / Reliance Entertainment
Género: Ciencia ficción. Aventuras. Acción | Distopía. Internet / Informática

 

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON