Recoveco: excelsa cocina en El Ávila

Foto: David Egui
Foto: David Egui

Recoveco suma su increíble ubicación con platos pensados para despertar la memoria gustativa de sus comensales y así lograr que, más que una comida, cada visita se convierta en una experiencia

Creado entre el valle de Caracas y el Mar Caribe se encuentra un comedor en cuya propuesta confluyen la cocina de equilibrio y la neurofisiología, recreando una aventura para que el comensal reviva cada momento de su memoria gustativa, experimentando sabores y platos tradicionales que se reinterpretan con mucha creatividad y conocimiento de la técnica por Héctor Padula y José Nicolás Guglielmelli como chef ejecutivo.

Foto: David Egui
Foto: David Egui

La travesía comienza subiendo a El Ávila y es ahí donde el equipo del restaurante nos recibe para ofrecernos el abreboca y las bebidas antes de arribar a la mesa. A continuación, un menú de degustación de diez tiempos contempla diez platos que conjugan texturas, técnica, sabor, aromas que, en conjunto, son el ejemplo de cómo la creatividad puede revivir platos clásicos de nuestro país y el mundo en un mismo sitio.

Foto: David Egui
Foto: David Egui

Entre los platos estrella destaca la crema de zanahoria con ralladura de chocolate Apamate al 73% de El Rey, servida con una piedra caliente para mantener la temperatura en el clima fresco de la montaña. Sin duda, aunque delicada, es una combinación de sabores muy equilibrada e inesperada. Otro favorito es el homenaje al pabellón margariteño preparado con una crema de caraotas del huerto del restaurante, pastel de chucho, queso blanco rallado y ají, un resumen de nuestros sabores en un plato.

Foto: David Egui
Foto: David Egui

La comida callejera –que también ocupa un lugar especial en nuestras costumbres– se presenta en un plato perfectamente logrado en homenaje a la comida rápida americana. Una hamburguesa con asado de costilla, batata rosada en hilos crujientes, huevo de codorniz, brotes de lechuga, tallo de cebollín y coulis de ají amarillo. Para cerrar el telón en este banquete salado, el entrecote de lomito ahogado en salsa bernesa llega acompañado de papas fritas con triple cocción antes de recibir el postre.

Foto: David Egui
Foto: David Egui

Finalmente, el helado de romero con pimienta guayabita, piñas confitadas, coulis de balsámico de fresa y perfume de Grappa es un ejemplo de las preparaciones dulces de Héctor, Jose Nicolás y su equipo.

Con su experiencia gastronómica, la montaña como testigo, la vista del mar y el buen servicio de Recoveco es un lugar obligado en la lista de sitios para desconectarnos de lo cotidiano.

Foto: David Egui
Foto: David Egui

web recoveco.com.ve

twitter @Enrecoveco

instagram @Enrecoveco

lugarCalle La Soledad, casa 955, al final de la carretera, Urbanización Galipán, Manzanares, Parque Nacional El Ávila

Comentarios

Comentarios

  •  
  •  
  •  
  •  
David Egui

David Egui

Diseñador gráfico del IDC, fotógrafo y food blogger. Comer y capturar el mejor ángulo de cada plato es lo mío.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON