Rombo IV: arquitectura bañada en neón

Rombo IV, arquitectura bañada en neón
Foto cortesía: Joe Fletcher Yatzer

El neón es quizás el factor más interesante en esta casa que a simple vista cumple con su rol minimalista. pero que al caer la noche deja la sencillez y se vuelve llamativa

Con la llegada del minimalismo, la vida del diseño cambió y se reformuló. El minimalismo es una marca que se ha impuesto en un ecosistema arquitectónico, en el que el blanco es mayoría, las líneas limpias y las composiciones geométricas son el común denominador, pero el deseo de añadirle algo más que rompa esa sobriedad y tenga un ingrediente distinto está siempre presente gracias al neón

Miguel Ángel Aragones es alguien que cree fervientemente en este factor extra que pinta de colores el blanco. Así lo plasmó en su más reciente proyecto llamado Rombo IV, el cual tiene como locación en la Ciudad de México, específicamente, en el barrio de Bosques de las Lomas.

Rombo IV, arquitectura bañada en neón
Foto cortesía: Joe Fletcher Yatzer

A diferencia de otros proyectos este irrumpe en un nuevo universo y hace a un lado los dogmas de la arquitectura modernista, en el que la luz natural es vital, pero lo verdaderamente interesante es la iluminación artificial, la que el neón proporciona, cuando el sol se va y la noche reina.

Rombo IV propone la unión de cuatro edificios por separado que funcionan perfectamente como uno. Todo en el mismo lugar y con una altura de tres pisos. La obra es fluidez pura, llena de cortes geométricos, con espacios sumamente anchos en el que se percibe la conexión entre salones y elementos que generan una sensación de cubismo que exalta en el ambiente.

Podría interesarle  Chanel apoya incondicionalmente a nuevas promesas
Rombo IV, arquitectura bañada en neón
Foto cortesía: Joe Fletcher Yatzer

Ese estilo cubista transforma la estructura en una escultura habitable, gracias a la manera en la que manipulan los volúmenes y las capas, otorgándole variados usos que comulgan juntos.

Además, la casa esta llena de elementos decorativos que permiten al ser humano interactuar y perderse en ellos, bien sea en una enorme esfera de piedra, o una plataforma colocada en medio del gran salón cuyo color oscuro y superficie reflectante emulan el efecto del agua, penetran en el subconsciente, jugado con la mente y otorgando efectos únicos e irrepetibles.

Rombo IV, arquitectura bañada en neón
Foto cortesía: Joe Fletcher Yatzer

La luz natural inunda las estancias, mientras el edificio es rodeado por una rica vegetación que conforma los llamados jardines, aportándole la unión entre lo natural y lo artificial en lo que sería un peculiar patio de forma triangular.

Para marcar la diferencia entre los cuartos normales y el principal, el arquitecto decidió que esta habitación sobresaliera de toda la estructura creando un efecto flotante que se percibe desde el patio. En en el interior de esta sala íntima hay una pared hecha de vidrio, la cual permite disfrutar de una hermosa vista, mientras se siente cómo el mundo exterior se cuela por medio del cristal en la cama y la privacidad sin siquiera perturbar.

Rombo IV, arquitectura bañada en neón
Foto cortesía: Joe Fletcher Yatzer

Pero la maravilla del tercer piso recae en su increíble piscina cubierta por la sombra de la privacidad y adornada con más vegetación, mientras hay una agradable interacción con el sol que baña de calor todo el entorno.

Podría interesarle  Impecables looks con Uterqüe

Sin embargo el gran protagonista aparece en la noche, cuando la oscuridad reina y la casa necesita de originalidad y de vanguardia. Es por eso que, este arquitecto dejo su selló para darle un toque especial a esa tendencia minimalista que tanto gusta. Por lo que vio en el neón una oportunidad de innovar.

Rombo IV, arquitectura bañada en neón
Foto cortesía: Joe Fletcher Yatzer

La casa se encuentra llena de luces de este material que al ser encendidas tiñen las paredes de colores como el naranja, rosado, azul brillante y rojos en una interesante propuesta muy nocturna, como de fiesta, perfecta para reuniones que jamás serán olvidadas. Pero, cuyo efecto desaparecerá al amanecer con todas las sensaciones evocadas durante la noche anterior.

Rombo IV, arquitectura bañada en neón
Foto cortesía: Joe Fletcher Yatzer

talleraragones.com

talleraragones

@miguel_angel_aragones

Comentarios

Comentarios

Avatar

Armando Díaz Pantoja

Contributor

Periodista que utiliza las palabras como hechizo para invocar la verdad

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON