SIHH 2017: breve inventario de hazañas

1815 Tourbillon Handwerkskunst. Foto: alange-soehne.com
1815 Tourbillon Handwerkskunst. Foto: alange-soehne.com

El viernes 20 fue el cierre de la 27° edición del Salón International de Haute Horlogerie dejando a su paso una estela de novedades y proezas técnicas que prometen revolucionar el universo de las grandes complicaciones

Todas las innovaciones de la industria relojera se concentraron este viernes en la jornada de cierre del SIHH 2017, único día en el que sus puertas fueron abiertas al público. Para tal ocasión, los visitantes, previo registro, fueron espectadores privilegiados de los más recientes avances que, desde el pasado lunes, atraparon la mirada curiosa de los especialistas apasionados por el arduo trabajo de las prestigiosas maisons históricas y los artesanos independientes.

Celestia Astronomical Grand Complication 3600 de Vacheron Constantin. Fotos: sihh.vacheron-constantin.com
Celestia Astronomical Grand Complication 3600 de Vacheron Constantin. Fotos: sihh.vacheron-constantin.com

Entre las proezas técnicas más celebradas del evento destacaron las complicaciones astronómicas y de sonería que grandes casas como IWC Schaffhausen, Vacheron Constantin y A. Lange & Söhne han implementado en sus más recientes creaciones. En el caso específico de Vacheron Constantin, su colección Les Cabinotiers debutó con dos modelos únicos cuyo alarde radica en llevar al máximo estas dos características. El primero de ellos, el Celestia Astronomical Grand Complication 3600, fue desarrollado en cinco años. Cuenta con 23 complicaciones astronómicas en un calibre integrado por 514 piezas que mide, aparte de la hora civil, hora solar y hora sidérea gracias a un complejo mapa celeste del hemisferio norte dispuesto en su reverso.

Leer también  Watches & Wonders: un espacio para el tiempo

Por su parte, el Sinfonía Gran Sonería 1860, desarrollado en 10 años, dispone de tres mecanismos: una gran sonería, una pequeña sonería y una repetición de minutos encerrados en los 37 mm de grosor de su caja de oro blanco. Su esfera también está hecha en oro blanco de 18 quilates en honor a los antiguos relojes de bolsillo y posee, además, un resonador como accesorio llamado La Musique du Temps, el cual intensifica el sonido de su complicación.

Sinfonía Gran Sonería 1860 de Vacheron Constantin. Foto: sihh.vacheron-constantin.com
Sinfonía Gran Sonería 1860 de Vacheron Constantin. Foto: sihh.vacheron-constantin.com

En el caso de IWC, el rol protagónico fue para su Colección Da Vinci, de la cual destaca su Calendario Perpetuo Cronógrafo, una pieza que además cuenta con fase lunar perpetua integrada en la microesfera del cronógrafo que, a su vez, simula una noche estrellada. Al mismo tiempo, posee función flyback, la cual permite borrar al instante el cronometraje e iniciarlo nuevamente sin paradas intermedias.

Da Vinci Calendario Perpetuo Cronógrafo. Foto: iwc.com

Otra de las piezas resaltantes estuvo a cargo de A. Lange & Söhne. Su 1815 Tourbillon Handwerkskunst, creado para celebrar el bicentenario de Ferdinand A. Lange, viene en una edición limitada a 30 ejemplares excepcionales, no solo por la evidente apertura de la esfera a las seis para mostrar su tourbillón, sino precisamente por el arduo trabajo artesanal de la misma con índices e indicaciones en oro rosa sobre un fondo de rodio negro con grabado tremblage.

1815 Tourbillon Handwerkskunst. Foto: alange-soehne.com
1815 Tourbillon Handwerkskunst. Foto: alange-soehne.com

Pamigiani también sorprendió con su selección para esta edición. Su 1780 Ovale Pantographe descubre una proeza técnica que enaltece aún más la belleza de su caja ovalada: sus agujas, compuestas por un aproximado de 30 pequeñas piezas, encierran un mecanismo que les permite retraerse o extenderse para amoldarse a la forma de la esfera. Del mismo modo, su versión tourbillón, aunque carece de las agujas telescópicas, posee una esfera cuyo delicado trabajo artesanal deja ver el famoso grabado Abyss Blue de la casa para el cual se necesita especial atención durante su creación puesto que un segundo más podría convertir en marrón su icónico color azul añil.

Leer también  Panerai Radiomir 1940: una vuelta al pasado
Ovale Pantographe y Ovale Tourbillon de Parmigiani Fleurier. Foto: parmigiani.com

Luego de este desfile de pericia y minuciosidad solo queda esperar las novedades que a finales de marzo vendrán con Baselworld en su edición de este año.

 sihh.org

 richemont.com

 

Comentarios

Comentarios

José Vicente Henríquez

José Vicente Henríquez

Editorial Manager

Curioso. Testarudo. Encantador.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON