Tank de Cartier: un eterno protagonista

Cate Blanchett usando un Tank de Cartier. Foto: compostimes.com
Cate Blanchett usando un Tank de Cartier. Foto: compostimes.com

El reloj más representativo de la marca francesa es la máquina del tiempo predilecta en la gran pantalla

En 1926, el actor Rodolfo Valentino catapultó la aparición del reloj Tank en el cine a casi diez años de su creación. Su apadrinado debut fue atropellado: el actor no debía llevarlo puesto; no tenía correspondencia temporal con el resto del vestuario que utilizaba para el film The Sheik. Sin embargo lo hizo, tal vez en un acto de mera rebeldía o porque, simplemente, era víctima de esa imperiosa necesidad de llevarlo puesto siempre; necesidad que fue descrita, alguna vez, por el famoso escultor francés César Balduccini cuando dijo: Me encanta llevar mi reloj Tank. Me sentiría desnudo sin él. Lo cierto es que este hecho marcó una antítesis que derivaría en la principal característica de este reloj: su atemporalidad.

Desde ese preciso instante, el modelo más icónico de Cartier no ha parado de ser testigo de las más grandes historias del séptimo arte. La lista de famosos que cuenta con esta pieza como su favorita podría ser gigantesca. De hecho,  hace aproximadamente tres años, Suzy Benzinger, quien fue la diseñadora de vestuario de Blue Jasmine, dirigida por Woody Allen, terminó por apuntar el nombre de Jeanette Francis en esa larguísima lista.

Podría interesarle  El Primero: retorno de la retro-ingeniería
Cate Blanchett interpretando a Jasmine. Foto: cineycomedia.com
Cate Blanchett interpretando a Jasmine. Foto: cineycomedia.com

A grandes rasgos, Jeanette “Jasmine” Francis (Cate Blanchett) es una mujer de mediana edad que luego de un crudo divorcio termina viviendo en la pobreza junto a su hermana Ginger. En medio del trance, Jeanette  no solo pierde su fortuna sino su cabeza. Para muchos críticos, estas circunstancias y otras dentro de la trama son fieles indicios de su cercanía a la famosa obra de Tenessee Williams, A Streetcar Named Desire. Por sus características individuales, el personaje de Jasmine sería el equivalente de Blanche DuBois.

Sin duda, hay muchos paralelismos entre estos dos personajes, pero más allá de ellos existe un punto infinitamente brillante que las une: la imposibilidad que tienen de separarse de lo material. Ambas mujeres lo han perdido todo, pero harán hasta lo imposible por mantener las apariencias. En el caso particular de Jasmine, ese punto luminoso, ese último atisbo de grandeza está perfectamente representado a través de un reloj Tank de la colección Louis Cartier. 

Su forma rectangular, cual pantalla de cine, aniquiló la idea de que el tiempo es circular, cíclico. Fue precursor de una nueva era en la cual el tiempo es una dimensión física que puede expandirse, contraerse, tomar múltiples formas olvidando las nociones de pasado y futuro para contar las historias en un eterno presente. Tank es la materialización del presente. Quizás Jasmine no puede separarse de una pieza tan excepcional porque en ella se encierran sus días de gloria. Tal vez Blanche regresa transfigurada en este personaje por obra y gracia de una máquina del tiempo que rompe las barreras físicas para imponerse, mantenerse y reinventarse como el protagonista predilecto de las grandes historias cinematográficas.

Podría interesarle  Carrera Lady by TAG Heuer
Tank Louis Cartier. Foto: cartier.com
Tank Louis Cartier. Foto: cartier.com

 

Caja de 29,5 x 22 mm con un grosor de 6,35 mm hecha de oro amarillo de 18 quilates / Corona perlada y decorada con cabujón de zafiro / Correa de piel de cocodrilo / Hebilla de hebijón también en oro amarillo de 18 quilates.

 

 

web cartier.com

Comentarios

Comentarios

José Vicente Henríquez

José Vicente Henríquez

Editorial Manager

Curioso. Testarudo. Encantador.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON