Terrazas de los Andes: buenas uvas, buenos vinos

Foto: Facebook Terrazas de los Andes

Terrazas de los Andes es más que vinos argentinos. Es una pasión que comienza con el terroir, sigue con el cuidado de la vid y su cosecha y, por supuesto, la elaboración de excelentes vinos

A los que aman su oficio se les conoce por lo que elaboran y lo que creen.  Después de disfrutar de cualquiera de los vinos de Terrazas de los Andes podemos imaginar a hombres y mujeres entregados, apasionados, persistente y, hasta podría jurar, que son profundamente amables.

En Terrazas de los Andes tienen la convicción que un buen vino proviene de una buena uva; y atendiendo esa firme creencia estos argentinos están dedicados a conseguir los mejores vinos del mundo, comprendiendo como nadie el terruño que los cobija en toda su variabilidad.

Foto: Twitter @Terrazas_Andes

Sus viñedos se encuentran en la región de Mendoza, al pie de los Andes, a unas alturas de entre 980 y 1620 metros. Esto aporta en noches verdaderamente frías que redundan en una maduración demorada de la uva, lo que le permite mantener equilibrada la acidez.

Y es ese, la altura de sus viñedos, el elemento sobre el cual han fraguado su característico rasgo vitivinícola.

Foto: Twitter @Terrazas_Andes

Sus vinos

Después de 35 años de veteranía en la amorosa y dedicada elaboración de vinos, Terrazas de los Andes posee tres colecciones: Reserva, Single Vineyard y Parcel.

Las variedades de vinos de Reserva son siete, de los cuales seis son cosechados en la provincia de Mendoza. Cabernet Sauvignon nacido a una altura 980 metros; el Malbec, creado a 1.070 metros de altura y el Syrah de 1.000 metros; además están los de cultivo más alto de esta provincia: el Chardonnay a 1.250 metros junto al Merlot y el Cabernet Franc, ambos de 1.200.

Foto: Twitter @Terrazas_Andes

El último de Reserva se cosecha en Salta, se trata el del cultivo de mayor elevación: El Torrontés de 1.880 metros, al que la casa ha denominado La frescura de los Andes.

Las dos variedades del Single Vineyard solo se comercializan en años muy excepcionales y provienen de los viñedos mas preciados por Terraza de los Andes en Mendoza. De la finca Los Aromos, a 980 metros de altitud, se crea este muy frutal Cabernet Sauvignon y a una altitud de 1.060 metros, en la finca Las Compuertas, se cosecha el Malbec. Una variedad que la casa logró en 2014 y de la que se sienten muy orgullosos. Ambos una verdadera experiencia gourmet.

También de Las Compuertas, pero una de las parcelas más antiguas, Los Cerezos,  Proviene este Malbec vendimiado a una altitud de 1.070 metros, y a 1.100, de la parcela Los Castaños, en la finca Paraje Altamira, se presenta otro Malbec. Ambas variedades son de la colección Parcel, unos vinos artesanales producidos en cantidades muy limitadas.

Terraza de los Andes
Foto: Twitter @Terrazas_Andes

Sus Bodegas

Personalmente creo que de Terrazas de los Andes no solo se debe amar y tomar sus vinos, también estoy convencida que, por lo menos alguna vez en la vida, hay que aceptar la invitación que nos hacen: visitar sus bodegas.

Foto: Twitter @Terrazas_Andes

Además de ser atrapado por la contemplación atónita de la cordillera de los Andes -azul y blanca- es un momento único la posibilidad de conocer los secretos de la elaboración del vino; asistir a una verdadera experiencia gastronómica propia de la provincia de Mendoza y, lo mejor, una degustación en dicha bodega.

terrazasdelosandes.com

Podría interesarle  DI JET: cenar como los dioses

Terrazas de los Andes

@Terrazas_Andes

@terrazas_andes

Comentarios

Comentarios

Veruscka Cavallaro Orence

Veruscka Cavallaro Orence

Contributor

Soy escriba, escribidora, escritora, guionistas, libretista, dramaturga. Hablo mucho, con palabras y letras. En fin, amo escribir... y a Silvia, Luna y por su puesto a Aquiles, mis hijos.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON