The Beguiled: los perversos secretos de la belleza

Foto: screenrant.com

Nada es lo que parece en este inquietante juego de espejos con durísimas implicaciones entre la belleza y una oscuridad sutil

The Beguiled, novela de 1966 escrita Thomas Culligan, cuenta la historia de un soldado herido de la Unión que se oculta en una academia de señoritas durante la Guerra Civil Norteamericana. Fue adaptada al cine por primera vez en el año 1971. Para ello, el director Don Siegel creó un psicodrama con tintes de terror cuyo argumento estaba basado en el misterio y el suspenso con la figura de Clint Eastwood como centro de la narración. El resultado fue una visión sobre el bien y el mal basada en monólogos intensos, una interpretación sobre la moral muy norteamericana y, en especial, sobre la culpa. Recientemente Sofía Coppola recoge el testigo y a partir de la historia original, crea una visión casi onírica sobre el miedo y la sospecha. A diferencia de Siegel, la directora apuesta por el fatalismo y convierte a la película en una inusual interpretación sobre el peso de los secretos y la tensión sexual. El resultado es una película con una impecable atmósfera y un perspicaz punto de vista sobre la naturaleza femenina.

Foto: qiibo.com
Foto: mubi.com
Foto: rollingstone.com

Por supuesto que Sofía Coppola tiene una considerable experiencia en crear ambientes claustrofóbicos de inusual belleza. Como en otras de sus películas, Coppola apuesta a construir un reino aparte de lo ordinario, una burbuja exclusiva y distante de la realidad que parece sostenerse bajo sus propias reglas y percepciones sobre lo sensorial. De la misma manera que el Versailles de Marie Antoinette (2006) y el Tokio de Lost in Translation (2004), la enorme mansión silenciosa de The Beguiled (2017) es a la vez un capullo protector y una prisión, en donde los personajes se mueven de un lado a otro entre la confusión, el miedo y cierta angustia tensa que jamás llega a mostrarse por completo. Una cuarentena emocional que parece no sólo aislar a la historia central sino crear una concisa percepción sobre lo que ocurre dentro de los límites de la frontera invisible que los rodea. Para Coppola parece ser de considerable importancia entender los lazos y nudos argumentales desde cierta distancia emocional y lo logra a través de esa comprensión a fragmentos del desorden y la miseria que avanza al margen de la historia que cuenta.

Podría interesarle  Melissa Dupont: "el arte contemporáneo sólo me ha traído satisfacciones"
Foto: abc.net.au
Foto: refinery29.com
Foto: athenacinema.com

A primera vista, The Beguiled podría confundirse con un drama histórico, pero en realidad es una historia más sensible, misteriosa y retorcida de lo que aparenta. Y justo es la capacidad de Coppola para desentrañar la trama capa tras capa lo que convierte a la película en una travesía inquietante y densa hacia una profundidad argumental casi asfixiante. De la premisa de la noción histórica  — depurada de todo elemento conflictivo sobre la época —  hasta la percepción del cuento de hadas moderno, The Beguiled medita sobre la venganza y el miedo a lo desconocido desde cierta concepción anómala. Nicole Kidman asombra por su contenida ferocidad y su siniestra ternura y Elle Fanning crea un personaje meticuloso y desconcertante que sorprende a cada cuadro por su cualidad mutable. Y cada pieza dentro de la propuesta refuerza esa impresión: la fotografía de Philippe Le Sourd en 35 mm deslumbra por su belleza y deja muy claro que la historia necesita esa quietud serena y engañosa para enfocarse en el terror que subyace en lo aparente. Con su aire húmedo y crepuscular, The Beguiled profundiza en la comprensión del espíritu femenino como un misterio y más allá de eso, como una engañosa concepción de la identidad al borde de toda explicación sencilla. Febril, perversa y, por momentos, agobiante, la nueva obra de Coppola encuentra el equilibrio justo entre lo que se muestra y lo que se evade como un mensaje en sí mismo. Una versión perturbadora sobre el temor, el dolor, la tentación y el erotismo que la directora convierte en un inteligente juego de espejos de enorme sutileza.

Podría interesarle  Nela Ochoa: “Crear es una manera de vencer la mortalidad”

Ficha técnica:

Título original: The Beguiled
Año: 2017
Duración: 91 min.
País: Estados Unidos
Director: Sofia Coppola
Guion: Sofia Coppola (Novela: Thomas Cullinan)
Música: Phoenix
Fotografía: Philippe Le Sourd
Reparto: Colin Farrell,  Elle Fanning,  Nicole Kidman,  Kirsten Dunst,  Angourie Rice, Oona Laurence,  Addison Riecke,  Wayne Pére,  Emma Howard,  Matt Story, Rod J. Pierce
Productora: American Zoetrope / FR Productions
Género: Drama | Drama romántico. Drama de época. Siglo XIX

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON