Thor Ragnarok: batalla mítica a todo color

Foto: marvel.com

La primera historia que profundiza con mayor propiedad en la mitología del universo que Marvel ha creado desde sus inicios

La película Thor: Dark World (Alan Taylor, 2013) fue oscura, dura y tan teatral como su predecesora, dirigida por Kenneth Branagh. Transformó al personaje en un héroe extraordinario, sufriente y lleno de humanas contradicciones, pero tan sombrío que desconcertó un poco a sus incondicionales de siempre. El Thor de Taylor — como lo fue antes el de Branagh — tenía algo de melodramático y shakesperiano, en una atmósfera remota, extraña y fría que no terminó de calzar demasiado en el tono del material original. Quizás por ese motivo Thor: Ragnarok (2017) de Taika Waititi resulta toda una sorpresa de tono, ritmo y puesta en escena. El director ha sabido encontrar la forma de equilibrar la fuerza del personaje con algo mucho más brillante e inteligente, creando así algo muy original que la mera historia de un superhéroe enfrentándose a un lugar misterioso y desconocido. Waititi creó una pieza imaginativa en la que mezcló todos los elementos de una gran película de superhéroes, pero también añadió personalidad y una rara identidad que convierte a Thor: Ragnarok en una especie de reboot involuntario de la saga del héroe de Asgard pero también, en entretenimiento puro. Entre ambas cosas, la película resulta divertida, intrigante, insólita y desde luego, una de las mejores del universo Marvel. Quizás la más imaginativa de todas, muy lejos del multiverso policromático repleto de universos geométricos en Doctor Strange (Scott Derrickson , 2016) hasta ahora, el experimento más arriesgado de la franquicia.

Foto: marvel.com
Foto: marvel.com
Foto: marvel.com

Pero Taika Waititi encontró la manera justa de renovar al personaje y como si eso no fuera suficiente, también el mundo que le rodea: Thor sigue siendo la misma figura formidable y colosal, pero ahora es también un héroe, lleno de rasgos humanos, dolorosos y pequeños que brindan dimensión a su mitología. A su alrededor, Taika Waititi elaboró un universo pintoresco, con un sentido del humor por momentos absurdo y con directa referencia al universo creado por Jack Kirby. De pronto, el Thor cinematográfico es mucho más que una reinvención del mito y alcanza una cúspide de asombrosa fidelidad al original, con sus saltos extraordinarios, sus mundos coloridos y su extravagante conexión con la magia, el poder y los misterios. Mucho más cerca del personaje imaginado por Kirby, la versión de Waititi sobre el dios del trueno desborda vitalidad y una necesaria frescura que es quizás el elemento más reconocible de esta nueva entrega de la saga.

Foto: marvel.com
Foto: marvel.com
Foto: marvel.com

Thor: Ragnarok es por tanto una apuesta arriesgada porque toma los mejores elementos planteados en The Avengers (Joss Whedon, 2012) y los lleva a un nuevo nivel. Para Waititi resulta de enorme importancia la camaradería, la química y las relaciones entre sus personajes y lo sostiene todo sobre un guión vivaz y bien ejecutado que avanza trepidante en medio de escenarios disímiles, batallas brillantes y un sentido de humor retorcido y en ocasiones desconcertante que añade interés a las pequeñas blanduras argumentales. Para la ocasión, Waititi retoma el personaje de Hulk y le humaniza, lo que le convierte en una figura imponente, salvaje, pero con cierta percepción de su naturaleza dividida. También presta atención al dilema usual de Thor: sus complicadas relaciones familiares. Loki retoma su lugar como quizás el único villano con sustancia y elegancia del universo Marvel. A su lado, la magnífica Cate Blanchett como Hela se erige en una extraña némesis en el que el mal encarna algo más que la ambición: como la la hermana mayor de la que Thor nunca tuvo la menor noticia y encarnación del profetizado “Ragnarok” (la gran batalla épica resultante en la muerte de muchos dioses y la destrucción de su reino). La actriz logra crear una visión sobre lo maligno más cercana a lo misterioso que a lo efectista. Inquietante, poderosa y extravagante, Blanchett roba cada escena en la que aparece.

Foto: marvel.com

La puesta en escena es espectacular y quizás, tan trepidante que resulta en exceso vertiginosa. Justo quizás el punto más bajo de la producción: en medio de los estallidos, luchas, chistes y juego de palabras, Thor: Ragnarok no se toma demasiado en serio a sí misma y carece de cierta emotividad que hasta ahora, ha sido el sello de todas las películas Marvel. Pero Waititi toma la decisión correcta y apuesta por construir un discurso que no sólo sostenga esa aparente superficialidad, sino que además funcione como una forma de comprender el extrañísimo universo en que los personajes se encuentran. En Thor: Ragnarok hay una verdadera y atractiva conexión entre este colorido camino del héroe que Thor lleva a cabo en inmejorable compañía.

Foto: marvel.com

Sin duda, esta es quizás la historia Marvel que profundiza con mayor propiedad en la mitología más profunda del universo creado por la editorial y sus implicaciones. Waititi lo hace todo con tan buen pulso y elegancia, que nada parece demasiado pesado o complejo, todo resulta perfectamente explicado. El director de fotografía, Javier Aguirresarobe, brinda a todo el metraje un brillo surreal que asombra sin llegar a abrumar  — aunque en algunos puntos el brillo parece psicodélico e irreal — , la cinematografía funciona como un reloj gracias a la excelente mano de Mark Mothersbaugh. En conjunto Thor: Ragnarok tiene una extraña sensibilidad e inteligencia que la convierte en una maravillosa rareza cinematográfica. Waititi, conocido por sus comedias estrafalarias y levemente absurdas, encuentra en el cine de superhéroes un mapa mucho más amplio y poderoso para crear. Y lo aprovecha hasta el último plano.

Ficha técnica:

Título original: Thor: Ragnarok
Año: 2017
Duración: 130 min.
País: Estados Unidos
Director: Taika Waititi
Guion: Eric Pearson (Historia: Craig Kyle, Christopher Yost)
Música: Mark Mothersbaugh
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Reparto: Chris Hemsworth,  Tom Hiddleston,  Cate Blanchett,  Anthony Hopkins,  Mark Ruffalo, Tessa Thompson,  Benedict Cumberbatch,  Idris Elba,  Jeff Goldblum, Jaimie Alexander,  Sam Neill,  Ray Stevenson,  Tadanobu Asano,  Taika Waititi, Karl Urban,  Stan Lee
Productora: Marvel Entertainment / Marvel Studios / Walt Disney Pictures

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON