Versace: brillo, muerte y morbo en Miami

Foto: grazia.mx

The Assassination of Gianni Versace tiene toda la intención de mezclar una dosis explosiva de escándalo con una historia familiar turbulenta y el habitual morbo que un crimen de tales proporciones suele despertar

La obsesión por el asesinato, la violencia y la fama en la pantalla chica es quizás uno de los elementos más reconocibles de su historia y, durante la última década, alcanzó una nueva y deslumbrante dimensión. Claro está que en la cultura popular el morbo por el mundo del crimen es de larga data, pero quizás su momento estelar tiene su origen en la década de los ’70, a raíz de la cobertura mediática de los asesinatos cometidos por Ted Bundy y David Berkowitz. Para buena parte de la cultura estadounidense, los crímenes cometidos por estos dos hombres mostraron otro rostro del norteamericano común pero sobre todo, el terror que se esconde en lo cotidiano. De pronto, la sociedad se encontró al borde de una visión sobre la violencia totalmente insólita que condicionó su comprensión sobre el miedo colectivo.

Foto: nydailynews.com

Quizás el rostro más reciente del fenómeno sean las series que intentan revisar la historia reciente de crímenes de especial relevancia, algo que el show American Crime Story, de Ryan Murphy, lleva a cabo con especial inteligencia y buen pulso. La primera entrega de la antología —The People vs OJ Simpson —  fue pináculo de un tipo de realidad virtualizada y convertida en espectáculo que convirtió a la historia del deportista en un testimonio meditado, extravagante y por momentos excesivo sobre la hipocresía moral norteamericana, el prejuicio y la frágil ética de un sistema judicial en ocasiones viciado por profundos prejuicios invisibles. La propuesta se convirtió en un éxito inmediato de público y crítica, por lo que Murphy no tardó en dejar muy claro que la siguiente temporada, también versaría sobre un crimen simbólico que pudiera enfrentar a nuestra cultura a sus vicios más incómodos. De manera, que la segunda temporada del show llega precedida por la expectativa. The Assassination of Gianni Versace  — que intenta narrar los nudos de uno de los sucesos más notorios de la década de 1990—  quizás carezca del impacto social y cultural de The People vs OJ Simpson, pero aun así, resulta notoriamente significativa por su carga de ironía sobre el american way of life y sobre todo, por su análisis sobre las relaciones del poder efímero con la obsesión por el reconocimiento inmediato y la violencia.

Podría interesarle  #AventurasSonoras con Luis Julio Toro
Foto: blackfilm.com

No obstante, existen ciertos cabos sueltos. Al menos en los primeros capítulos, Murphy parece incapaz de sostener en perfecto equilibrio la multitud de elementos que la serie maneja. El ritmo resulta irregular y por momentos hay un elemento melodramático que roza lo caricaturesco y que juega en detrimento de la credibilidad de la serie. Si en The People vs OJ Simpson Murphy analizó con éxito las tensiones raciales en una Norteamérica que se esfuerza por ocultarlo bajo un matiz de corrección política, en The Assassination of Gianni Versace se esfuerza por utilizar la figura de Versace  — y en cierta medida, también la de Andrew Cunanan —  para reflexionar sobre los prejuicios que asolan a la comunidad homosexual del país poniendo especial atención en cómo es ser un hombre gay en una cultura restrictiva, conservadora y la mayoría de las veces puritana. Resulta notorio el esfuerzo de los productores, por narrar a Estados Unidos desde el aislamiento y el desarraigo de la discriminación, pero a diferencia de la primera temporada de la serie, en esta ocasión el guión carece de la fuerza  — o al menos, durante los primeros capítulos —  para hacerlo con propiedad. En un mundo posterior a la crisis del SIDA que se debate en medio de una tolerancia endeble, la serie hace un considerable esfuerzo por mostrarse crítica pero además de eso, como un meditado espejo sobre los terrores sociales estadounidenses. Pero el listón resulta demasiado alto  — y quizás complejo —  para un producto que parece basar su atractivo en una puesta en escena brillante y una provocativa versión de la realidad.

Podría interesarle  Playlist No. 31
Foto: grazia.mx

La serie está basada en el libro Vulgar Favors de la periodista Maureen Orth, aunque la versión televisiva parece alejarse de la profundad reflexiva y la dureza de su gemelo en tinta. Al contrario, Murphy parece apostar mucho más por lo ficcional que por una reconstrucción verosímil de una historia controvertida. El resultado es una serie con momentos de dudosa importancia, aunque polémicos, que aportan poco o nada a la estructura argumental. Con su aire estridente, brillante y deliciosamente vulgar, la serie parece emular el estilo desenfadado de la casa Versace, pero sin lograr que esa atractiva superficie sea algo más que un reflejo verdadero de algo más complejo y sustancial.

Ficha técnica:

Título original: The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story (TV Series)
Año: 2018
País: Estados Unidos
Dirección: Ryan Murphy (Creator)
Guion: Tom Rob Smith, Scott Alexander, Larry Karaszewski (Novela: Maureen Orth)
Reparto: Edgar Ramirez,  Darren Criss,  Penélope Cruz,  Ricky Martin,  Mike Farrell, Judith Light,  Cody Fern,  Finn Wittrock
Productora: Emitida por FX Network; Color Force / Ryan Murphy Productions / FX Productions / Fox 21 Television Studios / Cinema Vehicle Services
Género: Serie de TV. Intriga. Drama | Crimen. Basado en hechos reales. Biográfico

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON