Viña Leyda: los frutos de la costa chilena

Foto: Leyda Wines Facebook Page

Galardonada mundialmente, esta viña también ha recibido el aplauso de importantes catadores y expertos que han logrado constatar la exquisitez de sus vinos

Viña Leyda fue fundada en 1998 en el Valle de Leyda, San Antonio, Chile, sobre una tierra que, tradicionalmente, había sido un área de secano costero donde se trabajaba la ganadería y el trigo. Sus fundadores tuvieron que hacer una importante inversión para traer agua desde el Río Maipo a través de una tubería de 8 kilómetros de largo. Los viñedos están localizados en la Cordillera de la Costa chilena, a sólo 7 kms del Océano Pacífico y 95 kms al oeste de Santiago. Actualmente, la viña posee 230 hectáreas plantadas siendo una de las principales viñas del valle y es pionera en la creación de la Denominación de Origen (D.O), Valle de Leyda en  mayo de 2001.

Leer también  The Slow Bakery: panificación artesanal carioca
Foto: Leyda Wines Facebook Page

Villa Leyda produce cuatro categorías de vinos: Lot, Single Vineyard, Reserva y Espumante. El primero presenta tres tipos de vinos: Lot 4 Sauvignon Blanc, Lot 5 Chardonnay, Lot 21 Pinot Noir,  todos muy aromáticos, de gran mineralidad, salinidad y potencia frutal. El segundo ofrece diez tipos de vinos: Garuma Sauvignon Blanc, Kadún Sauvignon Gris, Falaris Hill Chardonnay, Neblina Riesling, Loica Pinot Noir Rosé, Las Brisas Pinot Noir, Cahuil Pinot Noir, Canelo Syrah, Talhuén Carmenère, Belloto Cabernet Sauvignon, todos de gran carácter e intensidad, algunos cautivan con su cremosidad y frutosidad elegante muy provocativos al paladar.

El tercero brinda ocho tipos de vinos: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Pinot Noir, Riesling, Syrah, Merlot, Carmenere, Cabernet Sauvignon, todos frescos y jugosos de acidez vibrante y llamativa. Finalmente, el cuarto solo se compone de Espumante Extra Brut, el cual se elabora de manera artesanal utilizando un método tradicional, por lo que el vino base debe tener una segunda fermentación dentro de la botella para luego pasar 18 meses en contacto con sus lías. En nariz este espumante exhibe la mineralidad típica del Valle de Leyda, junto con notas florales, cítricas y frescas, como a manzana verde, y suaves notas de pan tostado que le aportan complejidad. En el paladar se muestra fresco, con una acidez crujiente y punzante que alarga su recuerdo.

Leer también  Food Nomads: comida sobre ruedas
Foto: Leyda Wines Facebook Page

Viña Leyda debe su nombre y logo a una antigua estación de tren que estuvo ubicada poco antes de San Antonio y que desapareció en 1983 luego de un fuerte incendio. Se dice que ‘Leyda’ es la adaptación campestre de la expresión ‘la ida’, referida al viaje en tren.

 leyda.cl

 Leyda Wines

 @LeydaWines

Comentarios

Comentarios

Robianna de la Parra

Robianna de la Parra

Staff Writer

Todo comenzó con un escritorio hecho de dos guacales. Periodista - Copywriter - Ucabista

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON