Westworld: la rebelión de lo inanimado

Foto: vidmid.com

En Westworld, los anfitriones se convierten en seres agresivos cuya voluntad parece misteriosamente alienada con un propósito aún no revelado

Hace casi dos años, Westworld (bajo la producción de Jonathan Nolan y Lisa Joy para HBO) sorprendió al público, y sobre todo a la crítica, al convertirse en un fenómeno mediático impredecible. Con su estilo sobrio, enigmático y su línea argumental dividida en dos momentos temporales casi imposibles de distinguir, la serie se convirtió en un misterio que buena parte de la audiencia decidió merecía la pena descubrir. Una hazaña basada en un guión construido sobre el mérito del misterio como un giro argumental sólido y además, una comprensión del bien y del mal paradójico. La combinación, sacó a “Westworld” de la inmediata clasificación como producto televisivo intermedio destinado a sustituir a “Games Of Thrones” para brindarle un nuevo estatus: el de objeto de culto. Para bien o para mal, el misterio del guión — y el más que correcto desarrollo de la tensión narrativa — brindaron a la serie un definitivo empujón que la convirtió en un éxito exponencial para el final de su primera temporada.

Leer también  El arte cinético de Julio Le Parc en el PAMM
Foto: polygon.com
Foto: vanityfair.com

Claro está, se trata de un experimento peligroso: mientras la mayoría de los dramas televisiones se enorgullecen de comprender la historia que cuentan a través de una percepción única de lo que cuenta, la estratificación e información compartimentada de “Westworld” convierte a la serie en un ciclo de metalenguaje elaboradísimo: sólo se atiene a sus propias líneas narrativas y además, deconstruye lo narrado en fragmentos cada vez más pequeños que deben encajar, de una manera u otra, en medio de un caos exponencial que se manifiesta como una nueva mirada al mundo propuesto por la serie.

La segunda temporada — que se estrena este domingo en HBO — medita sobre esa reconstrucción del lenguaje, lo escénico y lo argumental, para brindar una nueva perspectiva a lo conocido. La más reciente incursión al parque temático más peligroso de la televisión actual, está cargada de trucos y también, del mismo elemento sorpresa que sostuvo a la primera temporada, sólo que para esta ocasión Nolan y Joy decidieron agregar un inevitable juego de pistas y trampas que el espectador deberá recopilar para comprender el núcleo de la historia.

Leer también  #AventurasSonoras con Luis Julio Toro
Foto: engadget.com
Foto: screenrant.com

Con su juego deductivo intacto, la segunda temporada de “Westworld” comienza en el mismo lugar en que terminó el primer acercamiento a esta peligrosa fantasía insular, que ahora se desdobla en una identidad radicalmente distinta y que, además, añade interés con una dimensión por completo inédita de la verdadera envergadura del parque temático. Ya no hablamos sólo de un mundo a escala en el que conviven todo tipo de fantasías morbosas sobre la vida y la capacidad de creación y dominio, sino algo mucho más enrevesado, temible y violento.

Foto: vulture.com

La violencia se hace más gráfica, sangrienta y directa — los anfitriones se convierten en seres agresivos cuya voluntad parece misteriosamente alienada con un propósito aún no revelado — y por lo tanto, un elemento real contra el cual batallar. Ningún huésped está a salvo — mucho menos, los que intentan contener la revuelta silenciosa que prima y nace de un sentido de la identidad recién descubierto — y es quizás esa amenaza, lo que convierte a “Westworld” en algo por completo distinto. Con múltiples líneas referenciales convertidas en una forma de comprender la naturaleza de “Westworld” la segunda temporada es más una búsqueda sistemática de significado que una batalla. O tal vez, ambas cosas.

Leer también  Greetings from Caracas: nostalgia geométrica

Ficha técnica

Título original: Westworld (TV Series)
Año: 2016
Dirección: Jonathan Nolan
Guión: Ed Brubaker, Dan Dietz, Halley Wegryn Gross, Lisa Joy, Kath Lingenfelter, Dominic Mitchell, Jonathan Nolan, Daniel T. Thomsen, Charles
Reparto:
Evan Rachel Wood, Anthony Hopkins, Ed Harris, Thandie Newton, Jeffrey Wright, James Marsden, Rodrigo Santoro.

Comentarios

Comentarios

Aglaia Berlutti

Aglaia Berlutti

Bruja por nacimiento, fotógrafa por decisión, escritora por pasión, desobediente por afición. #Geek y amante de la cultura popular.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON