Yliana Yépez: “Cada bolso cuenta una experiencia”

Yliana Yepez es una caraqueña de mundo que ha marcado tendencia por su impecable gusto. Foto: ylianayepez.com

Desde la apertura de su primera tienda en Caracas, la diseñadora no se ha detenido. Ahora crea bolsos que portan Cara Delevingne, Olivia Palermo y Demi Moore

Desde muy joven, Yliana Yepez se vió envuelta en el mundo de belleza, el arte y vanguardia que muchas veces termina desembocando en la  moda. Con pequeños grandes pasos, fue abriéndose camino en la industria hasta fundar su propia marca, en la cual  los protagonistas son los bolsos. Estas  piezas no solo serían un éxito en las grandes capitales del mundo, sino que a su vez contarían su trayectoria, viajes y experiencias. Aunque Yliana nació en París -y oficialmente bautizada en la legendaria Catedral de Notre Dame- en sus venas corre la sangre latinoamericana, cálida y audaz.

Muy joven vino con sus padres a vivir en Caracas junto a una gran familia que nutriría su creatividad. Diciembre era el mes de las  grandes reuniones, llenas de los más cercanos para llenarla de alegría. Eso sin contar las salidas con las amigas, las suculentas empanadas y el pabellón criollo que ahora tanto extraña desde Nueva York. Sus padres, guardianes de la disciplina y el cariño, le enseñaron los fundamentos para su futuro éxito laboral y por supuesto, personal: Caracas es otra historia, allí tengo todos mis recuerdos con mi familia y amigos. Lo que más me marcó fue mi familia. He tenido la suerte y siempre estaré agradecida con mis papás de haberme educado para que yo tuviese una visión global. Sin saberlo me tocó vivir en varios países que han influido en mi manera de pensar, actuar y diseñar.

En un hogar donde lo primero eran los deberes y luego todo lo demás, Yliana creció con los ejemplos de la perseverancia y el buen criterio, que luego serían imprescindibles. A los 15 años, la futura diseñadora encontró su puerta a la industria de la moda y el diseño cuando comenzó a trabajar en el modelaje. El éxito no tardó en llegar, pues grandes marcas internacionales adoptaron su rostro para grandes campañas. Todo ocurría en paralelo a sus estudios universitarios en Administración, que nunca perdieron prioridad: Fue una etapa fabulosa, las pasarelas me encantaban y tuve oportunidad de desfilar para marcas  importantes como Dior, Moschino, Hugo Boss, Max Mara, entre otros. La experiencia del modelaje me dejó respeto y amor total por la moda. 

Sin embargo, eso sería solo un aperitivo. Toda esa experiencia la hizo ser testigo de un universo lleno de destellos, creatividad y  elegancia. Un universo al que sin duda quería pertenecer por mérito propio. Parecía que su vida tenía un lugar en la industria de la moda.

Me enamoré de la industria, de poder crear lo que quisiera. Yliana Yepez

Todas esas vivencias la impregnaron de lo que sería su destino: el diseño. Yliana se topó con su segunda puerta al éxito cuando entró con una amiga en una fábrica de carteras. Fue entonces cuando  le vino a la cabeza la idea de hacer su propia marca. Ya graduada y con el mundo a sus pies, Yliana puso en acción sus sueños junto a Karen Kupferschmiedt y, con apenas  23 años, fundó Blues by Kyky a finales de los ’90. Una marca local de marroquinería que le enseñó a Yliana mucho de lo que tenía que saber sobre diseño, cuero y emprendimiento. Fue su primera idea dentro de este ámbito, la cual tomó forma en 109 metros cuadrados en el centro comercial Sambil y luego en el Centro Comercial San Ignacio, ambos en Caracas, en un buen momento para la moda venezolana. 

Habiendo comenzado como modelo, Yliana encontró la forma de quedarse en ese mundo del que se enamoró desde muy joven. Foto cortesía de Yliana Yepez

Blues by Kyky fue mi introducción a la marroquinería. Fue la universidad del mundo del cuero. Gran parte de lo que sé, se lo debo a las experiencias vividas en Blues y a las personas que me acompañaron en ese proyecto. Allí hubo mucho aprendizaje de ensayo y error. El que te enseña la vida con las experiencias. 

En este proyecto, Yliana desarrolló las facultades necesarias para seguir en el mundo de los tesoros textiles y las prendas de buen gusto. Después de 18 años, Blues by Kyky creció tanto a escala nacional que llegó a tener ocho tiendas en Venezuela con gran presencia mediática. Pero luego de un período de bonanza, las circunstancias la obligarían a cerrar las puertas de Blues by Kyky en 2010, un duelo de varios meses.

Podría interesarle  5 marcas para este MENSWEAR SS20

Pero el cierre del ciclo trajo otra buena idea que también cobró forma: Yliana aprovechó su mudanza a Nueva York para llevar a cabo un proyecto que haría la diferencia en su carrera y en su vida: una marca homónima. Había aprendido de materiales, acerca del mercado y sobre sí misma, así que por qué no aprovechar todo eso.

La marca Yliana Yepez nació de mi necesidad de seguir adelante con mi proyecto, con lo que sabía hacer que eran bolsos. Al cerrar Blues tuve muchas dudas de qué hacer, pero mi deseo de seguir me hizo lanzarme al mercado de nuevo y esta vez con mi propio nombre.

El último empujón se lo dio Philippe Soussand, ex presidente de Louis Vuitton, quien logró convencerla de no solo llevar a cabo su propia firma sino de participar en la New York Fashion Week de 2013. Desde entonces sus éxitos solo han ido in crescendo. Emocionada, Yliana presenció la demanda de sus piezas por parte de artistas como  Lady Gaga, Cara Delevigne, Christina Hendricks del programa Mad Men y hasta Demi Moore, quienes han lucido sus diseños en diversas alfombras rojas. 

La marca BLUES by Kyky le enseñó a Yliana todo lo que sabe acerca del mercado y la marroquinería. Foto cortesía de Yliana Yepez
En el 2009, Yliana se mudó a Nueva York con su familia para redirigir el rumbo de su carrera. Foto cortesía de Yliana Yepez

Sin embargo, nada ocurrió casualmente para Yliana. Su carrera estuvo llena de altos y de bajos, pero la sangre latinoamericana no le permitió bajar la mirada en ningún momento. Al llegar a Nueva York con su familia y presenciar la inexistencia de límites y fronteras, plasmó su nombre en sofisticadas  piezas de cuero, carteras modernas y de gusto impecable con el indiscutible brillo de sus raíces latinas. Así conquistó su sueño en la ciudad que nunca duerme.

Nueva York me ha abierto las puertas para desarrollarme profesionalmente. Aquí mi hijos han encontrado un lugar para educarse y crecer. Esta ciudad ha sido mi posgrado. Yliana Yepez

Desde ahí, la marca llegó a España, México, Italia y a Francia. Y en 2016 abrió su primera tienda de Yliana Yepez en Venezuela, en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía. Con una mirada que nunca fue pasiva sino que se dispuso siempre a actuar, este mujer representa el alcance y el infinito potencial del diseño latinoamericano. Siempre en constante evolución: Estoy muy agradecida con mis seguidores. Siento que han vivido conmigo toda esta historia desde el principio. Me distingue un estilo muy particular y el hecho de que las piezas tengan vida propia me satisface enormemente. Cada bolso cuenta una experiencia. 

Hoy en día, Yliana vive y trabaja sin parar en la ciudad de Nueva York, con su esposo y sus dos hijos, bajo dos principios: amor por la familia y disciplina en el trabajo. De ese modo, otorga a todos los soñadores el ejemplo de constancia y de creatividad que tanto distingue a Venezuela.

Las miradas del mundo entero están puestas en Latinoamérica.Yliana Yepez

YLIANA YEPEZ se convirtió en la marca predilecta para personajes como Demi Moore, Lady Gaga y Cara Delevigne. Foto cortesía de Yliana Yepez

 ylianayepez.com

Podría interesarle  ¿Cómo los Bouroullec diseñan para la vida diaria?

 @ylianayepez

Comentarios

Comentarios

Carla García Sánchez

Carla García Sánchez

Staff Writer

Mi biblioteca de iTunes es casi tan variada como mi estante de libros. No puedo dormir sin medias y casi siempre me pierdo en las ferias de comida. Ziggy Stardust es mi profeta.

No Comments Yet

Leave a Reply

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON